Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

episiotomia

¿Que es la Episiotomía y cómo se realiza?

Una episiotomía es un procedimiento realizado durante el trabajo de parto en el que se realiza un corte pequeño para ensanchar la abertura de la vagina y así facilitar el nacimiento del bebé.

Se puede recomendar una episiotomía si el bebé desarrolla una afección conocida como "sufrimiento fetal". La angustia fetal es cuando el ritmo cardíaco del bebé aumenta o disminuye significativamente antes del nacimiento. Esto significa que es posible que el bebé no reciba suficiente oxígeno y deba ser sacado rápidamente para evitar el riesgo de defectos de nacimiento o muerte fetal.

Si la cesárea no es apropiada, por ejemplo, debido a que la cabeza del bebé ya se está moviendo hacia abajo por el canal de parto, una episiotomía puede ser la mejor manera de acelerar el nacimiento.

Otra razón para realizar una episiotomía es cuando es necesario ensanchar la vagina para que  instrumentos, como el fórceps, la espátula o ventosa, puedan usarse para ayudar con el nacimiento. Esto puede ser necesario si:

  • Estás teniendo un parto de nalgas (el bebé no está de cabeza)
  • Has estado tratando de dar a luz durante varias horas y estás agotada
  • Tiene una condición de salud grave, como una enfermedad cardíaca, y se recomienda que el parto sea lo más rápido posible para minimizar cualquier riesgo adicional para la salud.

¿Cómo se hace una episiotomía?

Una episiotomía generalmente es una operación simple en la que se realiza un corte quirúrgico en el perineo de la mujer (área entre la vagina y el ano).

La anestesia local se usa para adormecer el área alrededor de la vagina para que no sientas ningún dolor. Si ya te han puesto anestesia epidural, la dosis puede completarse antes de realizar el corte.

Siempre que sea posible, el médico o matrona hará un pequeño corte diagonal desde la parte posterior de la vagina y lo dirigirá hacia abajo y hacia un lado. Después del nacimiento de tu bebé, el corte se cose con puntadas insolubles.

Recuperarse de una episiotomía

Los cortes de episiotomía generalmente se reparan una hora después del nacimiento del bebé. La incisión (corte) puede sangrar bastante al principio, pero con presión y puntos de sutura, pronto dejará de hacerlo.

Por lo general, se usan puntos de un material sintético que se reabsorben y se caen solos y así no tienes que volver al hospital para que te los retiren. Los puntos deben sanar durante el primer mes después del nacimiento. Habla con tu matrona u obstetra sobre las actividades que debe evitar durante el período de curación.

Después de una episiotomía, es normal sentir dolor alrededor del corte durante dos o tres semanas después del parto, particularmente al caminar o al sentarse. Cuando pasa la orina también puede causar picadura o ardor en el corte.

Las primeras curas de la herida te las harán en el hospital y te darán las indicaciones de cómo hacerlo en casa una vez te den el alta.

Consulta con tu matrona o médico cualquier duda sobre este procedimiento cuando acudas a los controles durante el embarazo, así podrás comprender mejor qué está sucediendo si es necesario que te hagan una episiotomía durante el trabajo de parto. Según la Organización Mundial de la Salud, La episiotomía no debería ser un procedimiento rutinario en un parto vaginal, y se realiza más veces de las que sería aconsejable. Las embarazadas tienen derecho a pedir por escrito que no se les practique si no lo desean.

Volver