Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Lograr embarazo

Fertilidad - Métodos para quedarse embarazada

Quedarse embarazada puede parecer fácil: algunas mujeres lo consiguen enseguida, mientras que otras lo intentan durante años. Afortunadamente, hay ciertas cosas que puedes hacer para mejorar sus posibilidades. Aquí te la contamos.

Conoce tus días fértiles

El ciclo menstrual promedio dura 28 días. Pero cada mujer es diferente y es normal que los ciclos varíen de 21 a 35 días. Unos 14 días después de la ovulación, cada mujer (a menos que tenga un problema de salud que afecte sus períodos o quede embarazada) tendrá su período.

Saber cuándo eres más fértil te ayudará a planificar el embarazo. Hay tres formas en que puedes realizar un seguimiento de tus días fértiles. Son:

-Método de temperatura corporal basal (TB): la temperatura basal es la temperatura que tienes en reposo tan pronto como te despiertas por la mañana. La TB de una mujer aumenta con su ciclo menstrual. Durante la ovulación, aumentará de un cuarto a medio grado por lo que su control te ayudará a saber cuándo puedes concebir. Eres más fértil y tienes más posibilidades de quedar embarazada dos o tres días antes de que tu temperatura llegue a su punto más alto y de 12 a 24 horas después de la ovulación. El esperma de un hombre puede vivir durante tres días o incluso más tiempo en el cuerpo de una mujer, dependiendo de la acidez y otras condiciones. El esperma puede fertilizar un huevo en cualquier momento durante ese tiempo. Entonces, si tienes relaciones sexuales sin protección unos días antes de la ovulación, puede quedar embarazada.

-Método del calendario: Esto implica registrar tu ciclo menstrual para saber cuándo eres más fértil. La duración del ciclo puede variar de mes a mes. Así que anota la cantidad total de días que dura cada vez. Luego marca con un círculo el día de tu primer día de período.

  • Para saber el primer día en que eres fértil, resta 18 del número total de días en tu ciclo más corto. Cuenta este número de días a partir de la fecha de tu primer período y dibuja una X en esa fecha en el calendario. La X marca el primer día en que es probable que seas fértil.
  • Para saber el último día en que eres fértil, resta 11 de la cantidad total de días en tu ciclo más largo. Cuenta este número de días a partir de la fecha de tu primer período y dibuja una X en esa fecha. El tiempo entre las dos X es tu periodo de fertilidad.

-Método del moco cervical: las hormonas que controlan el ciclo menstrual también cambian el tipo y la cantidad de moco cervical que tienes antes y durante la ovulación. Inmediatamente después del período, generalmente hay unos pocos días en los que no hay moco presente o "días secos". A medida que el óvulo comienza a madurar, la mucosidad aumenta en la vagina. La mayor cantidad de moco aparece justo antes de la ovulación. Durante estos "días húmedos" se vuelve claro y resbaladizo, como las claras de huevo crudas. A veces se puede estirar. Esto es cuando eres más fértil.

Para hacer un seguimiento más preciso de tu fertilidad, usa una combinación de los tres métodos. También puedes comprar kits de ovulación sin receta o monitores de fertilidad para ayudar a encontrar el mejor momento para concebir.

Hombres y Fertilidad

Para los hombres, puede aumentar su fertilidad dejando de fumar, reduciendo el consumo excesivo de alcohol y la cafeína, lo que puede afectar la calidad de los espermatozoides y mantener la zona genital fresca; no pasar demasiado tiempo en baños calientes y no usar ropa interior ajustada. Un estilo de vida saludable y mantenerse en forma con ejercicio regular y comidas nutricionales bien balanceadas también ayudará a mejorar el conteo y calidad de espermatozoides.

Mujeres y fertilidad

¿Tienes exceso o estás por debajo del peso adecuado? Cualquiera de los dos puede afectar tu fertilidad. Tener un peso inferior al tuyo puede hacerte menos fértil, mientras que el exceso de peso te pone en un mayor riesgo de complicaciones como la presión arterial alta y la diabetes durante el embarazo. Fumar y beber también pueden afectar la fertilidad, por lo que si estás tratando de concebir, debes de dejar de fumar y de consumir bebidas con alcohol. También es una buena idea tomar un suplemento de ácido fólico. Esta importante vitamina B puede ayudar a prevenir defectos de nacimiento neuronales como la espina bífida. Es una buena idea comenzar a tomar estos mientras intentas concebir, ya que probablemente no sepas que estás embarazada en las primeras semanas y los defectos de nacimiento pueden ocurrir muy temprano en el embarazo. La dosis recomendada es de 400 microgramos por día.

Kit de predicción de ovulación

Un kit de predicción de la ovulación, puede evitar las conjeturas y ayudar a determinar el día en que ovulas. Funciona mediante la detección de hormonas en la orina que surgen justo antes de la ovulación o la liberación de un óvulo.

Infertilidad: causas y tratamiento

Si ha estado tratando de quedar embarazada durante seis meses o más, probablemente debas programar una cita con tu ginecólogo. La infertilidad se define como la incapacidad de quedar embarazada después de un año sin control de la natalidad. Afecta a ambos cónyuges por igual: aproximadamente un tercio del tiempo, es un problema femenino; el otro tercio, es problema de fertilidad del hombre. Para el tercio restante, ambos tienen problemas de fertilidad o no se encuentra ninguna causa.

Causas de la infertilidad

Algunas razones comunes de infertilidad en las mujeres incluyen:

  • Edad: las mujeres generalmente tienen cierta disminución de la fertilidad a partir de los 30 años. Y aunque muchas mujeres de entre 30 y 40 años no tienen problemas para quedar embarazadas, la fertilidad disminuye especialmente después de los 35 años. A medida que una mujer envejece, los cambios normales que ocurren en sus ovarios y óvulos hacen que sea más difícil quedar embarazada.
  • Problemas de salud: hay muchas enfermedades que afectan la fertilidad. Algunos, como el síndrome de ovarios poliquísticos, son hormonales. Otros incluyen enfermedades congénitas como la fibrosis quística. Las cicatrices en el útero también pueden causar infertilidad. Algunas de las afecciones causan que las trompas de Falopio se bloqueen, por lo que el óvulo no puede viajar a través de los tubos hacia el útero.
  • Factores del estilo de vida: ciertos factores del estilo de vida también pueden tener un efecto negativo en la fertilidad de la mujer. Por ejemplo fumar, consumir alcohol, tener exceso o insuficiencia de peso, hacer mucho ejercicio extenuante y tener un trastorno alimentario. El estrés también puede afectar la fertilidad.
  • Quedarse embarazada es un juego de números: incluso si haces las cosas "bien", todavía tienes entre un 25% y un 30% de probabilidades de concebir en un ciclo. Por lo tanto, comprender primero cuándo eres fértil y cómo puedes cambiar tu estilo de vida para aumentar tu fertilidad son los primeros pasos. Si no has tenido éxito después de seis meses, un año, probablemente deberías ver a tu médico.
Volver