Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

34 semanas de embarazo, desde la última regla (32 semanas de embarazo desde la fecundación)

A partir de la semana 34, podrás respirar un poco más fácil, ya que el bebé desciende hasta la pelvis y dará a tus pulmones un poco de espacio. Por supuesto, algunos bebés no hacen esto hasta el día en que nacen. El descenso, hará más presión sobre la vejiga, así que prepárate para hacer muchos viajes al baño en las próximas semanas.

34-semanas-embarazo

El bebé pesa alrededor de 2,200 Kg. y mide unos 45 cm.

Tu bebé está acurrucado en el útero, con las piernas flexionadas hacia el pecho. Hay poco espacio para moverse, pero aún puede cambiar de posición, por lo que aún sentirás movimientos y puedes verlos en la superficie de tu vientre.

Puede reconocer y reaccionar ante canciones simples que cantes.

Está orinando como medio litro al día.

El lanugo va desapareciendo poco a poco. Y la grasa que cubre su piel se hace más densa. (Esto le facilita su paso por el canal del parto).

El bebé tiene un 99% de posibilidades de sobrevivir, si naciera ahora.

Síntomas del embarazo a las 34 semanas

  • Visión borrosa.
  • Fatiga.
  • Estreñimiento y hemorroides.
  • Tobillos y pies hinchados.
  • Cuando el bebé se prepara para su llegada, puedes sentir la presión hacia abajo en la pelvis e incluso orinar con más frecuencia.
  • Dolor de espalda.
  • Más contracciones de Braxton Hicks. Tensión abdominal, vientre duro.

Señales de peligro durante el embarazo

  • La presión arterial alta y la preeclampsia.
  • Picazón severa en cualquier etapa del embarazo puede ser una señal de que el hígado tiene problemas.
  • El sangrado de la vagina puede ser un signo de problemas graves. Consulta con el médico de inmediato.
  • Dolores de cabeza constantes y muy fuertes.
  • Consulta inmediatamente: Si tienes más de 4 contracciones por hora y no superas las 36 semanas. Si tienes más de 5 contracciones por hora con más de 36 semanas. Si además de contracciones tienes dolor abdominal, de pelvis o de espalda, si observas flujo vaginal inusual o si anteriormente has tenido algún parto prematuro.
Volver