33-semanas-embarazo

33 semanas de embarazo, desde la última regla (31 semanas de embarazo desde la fecundación)

Ya estás en el tercer trimestre y probablemente estés empezando a pensar en cómo será la vida con tu bebé. En esta etapa, tu cuerpo puede estar sintiendo los efectos de estar embarazada durante más de siete meses. Es posible que notes muchos cambios que se han producido. También es posible que tengas que lidiar con malestares incómodos y partes del cuerpo hinchadas. Cuando sólo faltan unas pocas semanas de embarazo, debes saber cuáles son los síntomas de un parto prematuro y cuándo debes acudir al médico.

Los cambios en tu cuerpo ðŸ¤°

A estas alturas ya eres consciente de que muchas partes de tu cuerpo cambian durante el embarazo. Aunque algunas son obvias, como el crecimiento del vientre y de los pechos, muchas otras partes del cuerpo también se han adaptado al embarazo. La buena noticia es que la mayoría de estos cambios deberían volver a la normalidad después del parto.

Durante el embarazo, tu cuerpo produce más sangre de lo normal. El volumen de la sangre aumenta en más de un 40 por ciento y el corazón tiene que bombear más rápido para adaptarse a este cambio. A veces, esto puede hacer que tu corazón se salte los latidos. Si notas que ocurre con más frecuencia consulta a tu médico.

Desarrolo fetal semana 33 ðŸ‘¶

Cuando sólo faltan siete semanas para el final de un embarazo promedio de 40 semanas, Tu bebé se está preparando para entrar al mundo.

El bebé pesa entre  1,8 y 2 Kg. y mide entre 38 y 43 cm. de largo. Seguirá aumentando de peso a medida que se acerque la fecha de parto. Sigue acumulando grasa, necesaria para regular su temperatura una vez nazca.

El bebé cada vez tiene más fuerte su musculatura por lo que es normal si notas movimientos más y patadas más enérgicas.

Cuando está despierto tiene los ojos abiertos. Cuando duerme, puede llegar incluso a la fase Rem del sueño, donde se sueña más intensamente.

También está empezando a coordinar la respiración con la succión y la deglución.

El cerebro del bebé y el sistema nervioso están completamente desarrollados. Los huesos de tu bebé también se siguen endureciendo. Los huesos del cráneo permanecerán suaves y separados hasta después del nacimiento para hacer el viaje a través del canal de parto más fácil y de forma segura protegiendo al cerebro.

ecografía 33 semanas, ultrasonido

Síntomas del embarazo a las 33 semanas

Como se mencionó anteriormente, puede que estés notando algunos cambios en tu corazón. Algunos otros síntomas que puedes experimentar durante la semana 33 y en la etapa final del embarazo incluyen:

Dolor de espalda

A medida que el bebé crece, la presión se acumula en el nervio ciático, el mayor nervio de tu cuerpo. Esto puede causar un dolor de espalda llamado ciática. Para aliviar el dolor de espalda, puedes intentar:

  • Tomar baños templados.
  • Usar una almohadilla de calor.
  • Cambiar el lado en el que duermes para aliviar el dolor ciático.
  • La fisioterapia y ejercicio adecuado, pueden reducir el dolor de espalda y pélvico antes y después del embarazo.

🔆 Conoce más sobre el nervio ciático

Si tienes un dolor intenso, consulta al médico.

Hinchazón de los tobillos y los pies

Puede que notes que tus tobillos y pies se están hinchando más que en los meses anteriores. Eso se debe a que el útero en crecimiento ejerce presión sobre las venas que van a las piernas y los pies. Si experimentas hinchazón de los tobillos y los pies, levántalos por encima del nivel del corazón durante 15 o 20 minutos, al menos dos o tres veces al día. Si estás experimentando una hinchazón extrema, esto podría ser un signo de preeclampsia, y debes ir al médico inmediatamente.

embarazada de 33 semanas

Síntomas de parto prematuro

Ahora que estás firmemente en el último trimestre del embarazo, necesitas conocer los síntomas de parto prematuro. Aunque tu bebé no se considera a término hasta dentro de varias semanas, es posible que el parto sea prematuro. Los signos de trabajo de parto temprano incluyen:

  • Contracciones a intervalos regulares que se acercan cada vez más.
  • Calambres en la espalda baja y en las piernas que no desaparecen.
  • Ruptura de la bolsa de agua (puede ser una cantidad grande o pequeña).
  • Flujo vaginal con sangre o marrón (conocido como pérdida del tapón mucoso).

Aunque pienses que estás de parto, podrían ser sólo contracciones de Braxton-Hicks. Estas son contracciones poco frecuentes que no se acercan y son más intensas. Deben desaparecer después de un tiempo y no deben ser tan fuertes como lo serán las contracciones cuando finalmente entres en trabajo de parto.

Si las contracciones son más largas, más fuertes o se acercan más, acude al hospital. Aún es demasiado pronto para que nazca el bebé y es probable que intenten detener el trabajo de parto. El parto prematuro puede desencadenarse con la deshidratación. A menudo, una bolsa de líquido por vía intravenosa es suficiente para detener el trabajo de parto.

🔆 Más información sobre el parto prematuro

Cosas que hacer esta semana para un embarazo saludable

Con el aumento de la presión en tu cuerpo, podría ser el momento de ir a la piscina. Caminar o nadar en una piscina puede ayudar a la hinchazón, ya que comprime los tejidos de las piernas y puede proporcionar un alivio temporal. También te dará la sensación de ingravidez. Asegúrate de hacer ejercicio moderado y recuerda beber mucha agua para mantenerte hidratada.

Señales de peligro durante el embarazo

  • La presión arterial alta y la preeclampsia.
  • Picazón severa en cualquier etapa del embarazo puede ser una señal de que el hígado tiene problemas.
  • El sangrado de la vagina puede ser un signo de problemas graves. Consulta con el médico de inmediato.
  • Dolores de cabeza constantes y muy fuertes.
  • Consulta inmediatamente: Si tienes más de 4 contracciones por hora y no superas las 36 semanas. Si tienes más de 5 contracciones por hora con más de 36 semanas. Si además de contracciones tienes dolor abdominal, de pelvis o de espalda, si observas flujo vaginal inusual o si anteriormente has tenido algún parto prematuro.

En esta etapa del embarazo, verás a tu médico o matrona con más frecuencia que antes. Asegúrate de hacer las preguntas que tengas para tranquilizarte. Si las preguntas son urgentes, escríbelas a medida que vayan surgiendo para que no te olvides de hacerlas en tu próxima cita.

Acude al médico si detectas signos de parto prematuro, experimentas una falta de aire inusual o notas una disminución del movimiento fetal.

🔆 34 semanas de embarazo: Qué esperar

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.