Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Cuando la cantidad del líquido amniótico aumenta se denomina polihidramnios. Esto puede ser un síntoma de alguna enfermedad o complicación en la gestación. 

polihidramnios

El líquido amniótico rodea y protege al bebé durante todo el embarazo y contribuye a su desarrollo. Durante las 12 primeras semanas el líquido estará compuesto de agua principalmente. Después será la orina fetal su principal componente.

Desde los primeros días de gestación, el líquido amniótico aumenta hasta la semana 32. En ese momento se queda estabilizado en unos 800 mililitros, y es partir de la semana 37 a 40 cuando empieza a disminuir de forma natural.

¿Cuál es la causa?

En la mayor parte de los casos no se conoce la causa. Por otro lado los bebés afectados por polihidramnios, suelen tener un defecto en el aparato digestivo, que les impide tragar líquido.
Otras posibles causas: diabetes, embarazos múltiples, malformaciones cardiacas en el feto, etc.

Diagnóstico de polihidramnios

A través de una ecografía, llamada "Índice de Líquido Amniótico" (ILA), en esta prueba se mide la profundidad de los espacios que contienen líquido en cuatro cuadrantes del útero y se suman los resultados obtenidos. Cuando la embarazada posee una profundidad superior a 24 cm se considera polihidramnios.

Síntomas de polihidramnios

Polihidramnios leve: no suele presentar síntomas
En casos de Polihidramnios más severos:

  • Malestar abdominal.
  • Dificultad para respirar (si el útero está expandido en exceso los órganos abdominales y los pulmones estarán comprimidos).
  • Contracciones (con posibilidad de parto prematuro).
  • Rotura prematura de la bolsa.
  • Desprendimiento de la placenta.
  • Hemorragias postparto por atonía uterina (el útero no se contrae después del parto)
  • Salida del cordón antes de la cabeza del bebé durante el parto.

Tratamiento de polihidramnios

En casos de polihidramnios leve, si los estudios realizados son normales no se realizará ningún tratamiento.
A veces, dependiendo de la edad gestacional en que se diagnostique polihidramnios, se realizará una amniocentesis para detectar alteraciones cromosómicas en el feto. Se realizarán análisis de sangre para descartar diabetes gestacional.
Vigilar el embarazo mediante controles ecográficos y monitoreos para comprobar que no existan defectos congénitos.
Cuando la embarazada tenga mucho malestar, debido a la cantidad de líquido amniótico, podría ser necesario hacer una amniocentesis
Cuando el problema puede ser corregido, se indicará el tratamiento adecuado.

Pérdida de líquido amniótico durante el embarazo

Volver