Laparoscopia para tratar de la infertilidad, fertilidad

Si llevas tiempo intentando quedarte embarazada sin éxito, es probable que tengas algún problema de fertilidad. La buena noticia es que hay muchas opciones disponibles para tratar la infertilidad, y la laparoscopia es uno de esos métodos que puede mejorar tus posibilidades de quedarte embarazada. Aunque no hay un periodo definido para intentar concebir de forma natural, hay una regla general a seguir. Si llevas más de 6 meses manteniendo relaciones sin protección en los días que has establecido que están dentro de tu periodo fértil y no has tenido éxito, es una buena idea programar una visita con tu médico. Hay muchos factores que pueden afectar a la fertilidad o a la falta de ella, y lo mejor es asegurarse de que tanto tú como tu pareja tengáis el visto bueno. En caso de que haya algún problema, la identificación temprana ahorrará mucho esfuerzo y decepción, y tendrás la opción de hacer un balance de tus opciones y luego trazar un camino con la información correcta. Recuerda también que si tienes más de 35 años, puede que quieras esperar un periodo de tiempo más corto, antes de programar esa revisión. La buena noticia es que hay muchas opciones disponibles para tratar la infertilidad, y la laparoscopia es uno de esos métodos que puede mejorar las posibilidades de quedarse embarazada.

¿Qué es una laparoscopia?

La laparoscopia es un método invasivo que se utiliza para diagnosticar y, posteriormente, tratar el problema de la infertilidad. En este procedimiento quirúrgico, el médico puede realizar dos o tres incisiones en la región abdominal. Para este proceso se utiliza un laparoscopio, que es un instrumento quirúrgico muy fino con una cámara y una luz. Esto ayuda al médico a identificar y, potencialmente, corregir el problema. En algunos casos, el médico puede incluso hacer incisiones más grandes para la cirugía, y es posible que tengas que permanecer en el hospital durante unos días.

¿Cuándo se recomienda una laparoscopia?

La laparoscopia no es el primer tratamiento para la infertilidad. El médico puede recomendarla después de haber probado otros métodos o de haberte sugerido otras opciones para la infertilidad. Estas son algunas de las razones por las que tu médico puede aconsejarte que te hagas una laparoscopia diagnóstica para la infertilidad:

  • En caso de embarazo ectópico, que es una condición fatal.
  • Si se sospecha que existen adherencias pélvicas o una enfermedad inflamatoria pélvica.
  • Si se diagnostica una endometriosis moderada o grave.
  • Si se experimenta dolor y molestias durante las relaciones.
  • Si se experimenta dolor y calambres intensos durante su ciclo menstrual.

En muchos casos, el médico puede tratar el problema durante el procedimiento laparoscópico (aunque no en todos los casos). A continuación se indican algunos problemas de infertilidad para los que el médico puede recomendar la cirugía laparoscópica:

  1. Si tienes el síndrome de ovario poliquístico.
  2. Si tienes un mioma que provoca un dolor intenso o una obstrucción en las trompas de Falopio (que también afecta a la cavidad uterina).
  3. Si tiene quistes ováricos que obstruyen las trompas de Falopio y provocan un dolor intenso. En algunos casos, el médico puede incluso sugerir un procedimiento con aguja guiada por ecografía para drenar el quiste. Sin embargo, la extirpación o el drenaje de quistes endometriales grandes puede afectar negativamente a tus reservas ováricas.
  4. En caso de que los depósitos endometriales sean la causa de la infertilidad, el médico puede recomendar su extirpación. Mientras que algunos médicos opinan que la extirpación de los depósitos mejora las posibilidades de concebir, otros consideran que sólo deben extirparse si causan dolor y molestias intensas.
  5. El médico puede recomendar la cirugía si las trompas de Falopio están obstruidas. Sin embargo, la tasa de éxito de la laparoscopia en el tratamiento de la infertilidad mediante la reparación de las trompas es muy variable. Si está pensando en someterte a una FIV después de una laparoscopia, el médico puede recomendarte que te saltes este procedimiento y que procedas directamente a la FIV.
  6. En caso de que el médico sospeche que se trata de un hidrosálpinx -una afección en la que la trompa de Falopio ha desarrollado un tipo específico de obstrucción-, puede recomendar la extirpación de la trompa.

¿Cuáles son los beneficios de la laparoscopia para la infertilidad?

  • Algunos defectos de la infertilidad sólo pueden determinarse mediante una laparoscopia.
  • Ayuda al médico a echar un vistazo exhaustivo y detallado al interior de la región abdominal para identificar diversos problemas que pueden estar causando la infertilidad.
  • La laparoscopia también es eficaz para tratar algunas causas de la infertilidad, lo que puede aumentar las posibilidades de quedarse embarazada por medios naturales o mediante otras opciones de tratamiento de la infertilidad.
  • Ayuda a eliminar el dolor y las molestias pélvicas.
  • También ayuda a eliminar los depósitos endometriales, el tejido cicatricial y los fibromas.
  • Este método quirúrgico es menos invasivo en comparación con la cirugía abierta, lo que significa menos dolor, menor pérdida de sangre, incisiones más pequeñas y una recuperación más rápida.

¿Cómo se realiza la laparoscopia?

Una vez que el médico recomiende una laparoscopia, se te informará detalladamente sobre el procedimiento. Es posible que tengas que prepararte para la operación con antelación. Se le pedirá que no comas durante al menos 8 ó 10 horas antes de la intervención. La intervención se realiza con anestesia general. Antes de que comience la intervención, se te colocará una vía intravenosa a través de la cual se te administrarán diversos medicamentos.

Una vez que la anestesia haga efecto, el médico comenzará con la intervención. Se realizarán varias incisiones pequeñas en su región abdominal. Una vez realizadas las incisiones, se bombea dióxido de carbono en la incisión para crear espacio para la inserción del laparoscopio. Una vez que el volumen de dióxido de carbono sea suficiente, el médico introducirá el laparoscopio para observar los órganos pélvicos. En algunos casos, el médico puede extraer algún tejido para realizar una biopsia. Además de los órganos pélvicos, es posible que el médico quiera examinar otros órganos abdominales, para lo cual puede realizar algunas incisiones más. El médico buscará cuidadosamente tejido cicatricial, quistes, fibromas o depósitos endometriales. Los órganos reproductores serán observados internamente para detectar anomalías o defectos.

Además, el médico puede inyectar un tinte en el cuello uterino para comprobar si hay algún tipo de obstrucción en las trompas de Falopio. Es probable que también se examinen las trompas de Falopio para descartar la probabilidad de un embarazo ectópico.

¿Es dolorosa la intervención?

La intervención laparoscópica se realiza bajo el efecto de la anestesia general, lo que significa que no sentirás nada durante todo el procedimiento. Sin embargo, una vez que el efecto de la anestesia desaparece tras la intervención quirúrgica, puedes sentir dolor en el lugar de la incisión. En caso de que el médico extraiga tejido para una biopsia, es posible que también sientas dolor en el estómago. Debido al dióxido de carbono en la región abdominal, puedes sentirte hinchada y puedes experimentar dolor alrededor de los hombros. También puede dolerte la garganta debido al tubo que te habrán introducido para facilitarte la respiración durante el procedimiento. Estas son cosas muy comunes que puedes experimentar después de la cirugía, que disminuirá en unos pocos días.

Tiempo de recuperación de la cirugía laparoscópica para la infertilidad

Después de la operación, puedes recibir el alta el mismo día si no hay complicaciones. Tu médico te recomendará reposo durante al menos dos o tres días. Sin embargo, puedes tardar un par de semanas en recuperarte por completo. Se te darán varios medicamentos para una rápida recuperación, que pueden incluir antibióticos y analgésicos. Consulta inmediatamente al médico si experimentas:

  • Pus o dolor intenso en el lugar de la incisión.
  • Fiebre de 38 grados o más.
  • Dolor abdominal intenso y malestar.

Riesgos y efectos secundarios de la laparoscopia para la infertilidad

Al igual que cualquier procedimiento quirúrgico, existen algunos riesgos y efectos secundarios asociados a la laparoscopia. Se observa que de cada 100, 1 o 2 mujeres en promedio pueden desarrollar algún tipo de complicación después de la laparoscopia. Estas son algunas de las complicaciones quirúrgicas más frecuentes:

  • Irritación de la piel en el lugar de la incisión.
  • Infección de la vejiga.
  • Adherencias.
  • Infección en el lugar de la incisión.
  • La aparición de hematomas en las paredes abdominales.

Estas son algunas de las complicaciones menos conocidas que pueden surgir tras la intervención quirúrgica.

  • Reacción alérgica grave.
  • La aparición de coágulos de sangre.
  • Daños graves en los vasos sanguíneos o en los órganos abdominales.
  • Retención de orina.
  • Daños en los nervios.
  • Complicaciones asociadas a la anestesia general.
  • Muerte (aunque muy rara).

¿Qué significan los resultados de la laparoscopia?

En caso de que se extraiga un tejido durante la laparoscopia, se entregará para realizar más pruebas. Los resultados habituales de las pruebas indican una obstrucción intestinal, una hernia o una hemorragia abdominal. Los resultados también pueden mostrar que todos los órganos internos están en un estado saludable.

¿Qué ocurre si los resultados son anormales?

Estos son algunos tipos de anomalías que pueden observarse durante el procedimiento laparoscópico:

  • Detección de fibromas.
  • Adherencias o cicatrices quirúrgicas.
  • Una hernia.
  • Inflamación de los intestinos o apendicitis.
  • Presencia de tumores o quistes.
  • Algún traumatismo o lesión en un órgano interno concreto.
  • Inflamación de la vesícula biliar o colecistitis.
  • Una condición anormal en la que el revestimiento uterino crece fuera del útero en lugar de crecer dentro, también conocida como endometriosis.
  • Infección de los órganos reproductores o enfermedad inflamatoria pélvica.
  • Cáncer.

¿Puede una laparoscopia afectar a mi capacidad de concebir?

No. La buena noticia es que una laparoscopia rara vez afecta a tu capacidad de concebir y, por lo general, no supone ningún obstáculo para quedarse embarazada. De hecho, en algunos casos, puede incluso aumentar ls posibilidades de concebir.

La laparoscopia es una opción segura cuando tienes problemas para concebir. Una vez finalizada la intervención, EL médico Te informará sobre tus posibilidades de quedarte embarazada de forma natural y sobre otras opciones asociadas.

También puede interesarte leer: 

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Compártelo con tus amigos