Fecundación in vitro (FIV) para el tratamiento de la infertilidad

Fecundación/Fertilización in vitro (FIV)

La tecnología reproductiva ha avanzado enormemente en las últimas décadas. Comenzó en 1978 con el nacimiento de Louise Brown por fertilización in vitro (FIV) de una pareja previamente infértil.

¿Qué es la fecundación in vitro?

Normalmente, la fecundación in vitro es un proceso biológico que se realiza en un recipiente de laboratorio, en una probeta o en un entorno experimental controlado. En términos sencillos, la fecundación in vitro es un tratamiento de fertilidad en el que los espermatozoides y los óvulos se combinan en un laboratorio para formar embriones, y se colocan en el útero a través del cuello uterino para permitir la concepción de un bebé por FIV. Hoy en día, el tratamiento de FIV se considera el tratamiento de fertilidad más utilizado, ya que representa más del 99% de los procedimientos de tecnología de reproducción asistida.

Indicaciones FIV

La FIV generalmente se realiza cuando otras técnicas menos costosas para ayudar a una pareja a concebir han fallado, generalmente debido a:

  • Edad materna avanzada.
  • Infertilidad tubárica, generalmente causada por enfermedad inflamatoria pélvica o cirugía del tracto reproductivo.
  • Endometriosis con o sin daño tubario.
  • Infertilidad masculina.
  • Infertilidad inexplicable.

El procedimiento

La FIV implica cinco pasos:

  • La hiperestimulación de los ovarios se realiza para permitir la liberación de más de un óvulo. Esto también se llama superovulación.
  • La recuperación del huevo se logra mediante la aspiración del folículo, para sacar los óvulos del cuerpo (en este paso, si la mujer no puede producir ningún óvulo, se pueden usar ovocitos del donante).
  • Inseminación y fertilización. Durante estos pasos, los espermatozoides de la pareja masculina se mezclan con el "mejor" de los huevos recuperados, para fomentar la fertilización en condiciones controladas. Esto generalmente se realiza en unas pocas horas; Se pueden utilizar procedimientos alternativos en esta etapa si el médico considera que es muy poco probable la fertilización sin ayuda.
  • El cultivo de embriones se implementa en caso de que el óvulo se fecunda. Esto permite que el embrión se divida en varias células; esta fase generalmente dura alrededor de cinco días. Dentro de este período, el diagnóstico genético preimplantacional (DGP) se puede realizar especialmente si cualquiera de las parejas tiene un alto riesgo de transmitir una condición genética a la descendencia. Esto ocurre unos tres o cuatro días después de la fertilización y requiere que se extraiga una sola célula de cada embrión. Sin embargo, esto no se hace en todos los centros porque está rodeado de controversia.
  • La transferencia de embriones al útero se lleva a cabo dentro de los tres a cinco días posteriores a la fecundación. Debe implantarse en el endometrio para que se logre un embarazo. En la mayoría de los casos, se implantarán embriones múltiples para aumentar las posibilidades de una concepción exitosa. Los embriones sobrantes se congelan y se implantan para su uso en un momento posterior, o se donan para el uso de otros.

Efectos secundarios o Riesgos fecundación in Vitro

Lo siguiente puede contribuir a altos niveles de estrés en las parejas sometidas a FIV:

  • Efectos secundarios físicos.
  • El costo de los ciclos de tratamiento.
  • Trastornos emocionales.

Los riesgos asociados de tratamiento de FIV incluyen los siguientes:

Ventajas o desventajas de la fecundación in vitro

Siempre hay preocupaciones cuando hay que someterse a un procedimiento médico. Por lo tanto, la ansiedad antes de someterse al tratamiento de FIV también es natural. De ahí que sea importante conocer los pros y los contras antes de proceder.

Ventajas de la FIV

  1. Científicamente probada y popular: El tratamiento de fertilidad in vitro es el procedimiento de tecnología de reproducción asistida más antiguo y ha sido validado por los investigadores a través de sus extensos estudios sobre los niños concebidos con este método.
  2. Procedimientos mejorados: Desde su invención, los investigadores se han esforzado por perfeccionar y mejorar las técnicas. Por ejemplo, con el cribado genético -llamado diagnóstico genético preimplantacional o cribado genético preimplantacional- se puede asegurar que el feto utilizado durante el tratamiento está libre de marcadores genéticos conocidos.
  3. Control: Gracias a su procedimiento altamente controlado y supervisado médicamente, la FIV permite a los padres con estrictas exigencias de tiempo debido a compromisos profesionales o personales seleccionar los tiempos de concepción y nacimiento del bebé.

Contras de la FIV

  1. Ciclo infructuoso: Incluso después de haber decidido someterse al tratamiento, no pongas todas tus esperanzas en que sea un éxito. El éxito del proceso de tratamiento de FIV no está garantizado, y es posible que acabes pasando por más de un ciclo de tratamiento antes de obtener el resultado.
  2. Procedimiento caro: La FIV es un procedimiento caro en términos monetarios. Lo mejor es seguir adelante con una idea clara de todos los costes que conlleva el tratamiento.
  3. Conduce al estrés: Todo el proceso de pruebas y administración de medicamentos para la fertilidad puede ser emocional y físicamente agotador, ya que hay que visitar al médico varias veces para el ciclo de FIV.

También puede interesarte leer: 

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Compártelo con tus amigos