calambres piernas embarazo

Los calambres en las piernas son un síntoma común del embarazo que generalmente ocurre en el segundo y tercer trimestre. De hecho, casi la mitad de todas las mujeres embarazadas reportan espasmos musculares para el tercer trimestre.

Es posible que experimente estos calambres principalmente por la noche y sienta tensión en la pantorrilla, el pie o ambas áreas. Algunas mujeres también los experimentan después de sentarse en una posición durante un período prolongado de tiempo.

Es posible que no sea posible prevenir por completo los calambres en las piernas. Pero las medidas preventivas y de alivio como estirarse, mantenerse activa y beber mucha agua pueden ayudar a aliviar sus síntomas.

¿Por qué aparecen los calambres?

Comencemos hablando de las causas de estos calambres, porque el conocimiento es poder cuando se trata de obtener alivio.

Cambios de circulación

Durante el embarazo, la circulación se ralentiza; esto es totalmente normal y no es motivo de preocupación. Se debe en parte a las hormonas hiperactivas.

Durante los dos últimos trimestres, su cuerpo también experimenta un aumento en el volumen de sangre, lo que también contribuye a disminuir la circulación. Esto puede provocar hinchazón y calambres en las piernas.

Consejos para mejorar la circulación durante el embarazo

  • Intente dormir sobre su lado izquierdo.
  • Eleve las piernas con la mayor frecuencia posible; encuentre el tiempo para levantar los pies y relajarse si puede.
  • Por la noche, coloque una almohada debajo o entre las piernas.
  • Durante el día, levántese y camine cada hora o dos, especialmente si tiene un trabajo en el que permanece sentada muchas horas.

Deshidratación

Comprobación rápida: ¿está bebiendo suficiente agua?

Durante el embarazo, lo ideal es beber de 8 a 12 vasos de agua por día. Tenga cuidado con los síntomas de deshidratación, como la orina amarilla oscura (debe ser clara o casi transparente).

La deshidratación puede causar y empeorar los calambres en las piernas. Si los está experimentando, intente aumentar su ingesta diaria de agua.

Aumento de peso

La presión de su bebé en crecimiento puede afectar sus nervios y vasos sanguíneos, incluidos los que van a sus piernas. Es por eso que es más probable que experimente calambres en las piernas a medida que avanza su embarazo, especialmente en el tercer trimestre.

Ganar una cantidad saludable de peso y mantenerse activa durante el embarazo puede ayudar a prevenir los calambres en las piernas. Hable con su equipo de atención médica si está preocupada.

Fatiga

Es normal sentirse cansada durante el embarazo, especialmente a medida que gana más peso en el segundo y tercer trimestre. A medida que los músculos se fatigan por la presión adicional, también puede provocar calambres en las piernas.

Intente beber mucha agua, salir a caminar durante el día y hacer unos estiramientos antes de acostarte para evitar calambres en las piernas debido a la fatiga muscular.

Deficiencia de calcio o magnesio

Tener muy poco calcio o magnesio en su dieta puede contribuir a los calambres en las piernas.

Pero si ya toma una vitamina prenatal, es probable que no necesite tomar un suplemento adicional.

Si le preocupa que no está obteniendo suficientes nutrientes, hable con su médico. De todos modos, es probable que de vez en cuando se realicen análisis de laboratorio, por lo que no está de más controlar estos niveles.

Coágulo de sangre TVP

Un coágulo sanguíneo de trombosis venosa profunda (TVP) puede ocurrir en las piernas, muslos o pelvis. Las mujeres embarazadas tienen de 5 a 10 veces más posibilidades de desarrollar una TVP que las mujeres no embarazadas.

La mejor manera de prevenir la TVP durante el embarazo es evitar el sedentarismo.

Si su trabajo requiere mucho tiempo sentada, puede configurar una alarma silenciosa en su teléfono para que suene cada hora para recordarle que se levante y camine unos minutos.

También tenga mucho cuidado de levantarse durante los vuelos largos. Es posible que desee consultar con su médico antes de viajar durante el embarazo.

Los síntomas de un coágulo sanguíneo son similares a los calambres en las piernas, pero un coágulo sanguíneo de TVP es una emergencia médica. Busque atención médica de inmediato si experimenta síntomas como:

  • Mucho dolor en las piernas cuando está quieta o moviéndose.
  • Hinchazón severa.
  • Piel caliente al tacto cerca del área afectada.

¿Qué remedios funcionan?

Estirarse antes de acostarse

Realizar un estiramiento de pantorrilla antes de acostarse por la noche puede ayudar a prevenir o aliviar los calambres en las piernas. Siga estos pasos:

  • Párese frente a una pared, a un brazo de distancia.
  • Coloque sus manos en la pared frente a usted.
  • De un paso atrás con el pie derecho. Mantenga los talones en el piso todo el tiempo y doble la rodilla izquierda mientras mantiene la pierna derecha recta. Mantenga la rodilla izquierda doblada para que sienta el estiramiento en el músculo de la pantorrilla derecha.
  • Aguante hasta 30 segundos. Cambie de pierna.

Mantenerse hidratada

Beber mucha agua durante el embarazo es importante para prevenir la deshidratación, y la deshidratación también puede provocar calambres en las piernas.

Trate de tomar de 8 a 12 vasos de agua cada día durante el embarazo. Es más fácil decirlo que hacerlo, claro, pero súper importante por muchas buenas razones.

Aplicar calor

Intente aplicar calor en la zona del calambre muscular. Puede ayudar a aflojar el calambre. No es necesario comprar una almohadilla térmica elegante: también puede usar una bolsa de tela apta para microondas (o un calcetín) lleno de arroz.

Masajear el área

Cuando tiene un calambre en la pierna, realizar un auto masaje puede ayudar a aliviar su dolor. Use una mano para masajear suavemente la pantorrilla o donde tenga calambres en la pierna. Realice este auto-masaje durante 30 segundos a un minuto para aliviar su calambre.

También puede recibir un masaje prenatal, que puede ser una experiencia muy  positiva. Busque un terapeuta experimentado en su área que se especialice en trabajar con mujeres embarazadas.

Ejercicio

Es una buena idea mantenerse activa durante todo el embarazo.

Con la aprobación de su médico, las actividades seguras para el embarazo como el yoga prenatal, caminar y nadar pueden beneficiarla a usted y a su futuro bebé.

Mantenerse activa puede prevenir el aumento de peso excesivo, promover la circulación y sí, ayudar a prevenir los calambres en las piernas. Sin embargo, siempre estire y caliente antes y después de hacer ejercicio para que sus músculos no se encojan después.

Evitar la inactividad

Quizás no tenga el tiempo o la energía para una caminata. Eso está más que bien: debe escuchar a su cuerpo y conocer sus límites, especialmente durante el embarazo.

Pero sentarse durante largos períodos de tiempo puede provocar calambres musculares. Para evitar esto, asegúrese de ponerse de pie y caminar cada hora o dos. Configure un temporizador en su teléfono.

Cuando ver a un médico

Los calambres en las piernas son un síntoma común del embarazo.

Si le preocupa su dolor o si están causando demasiada pérdida de sueño, menciónelo en su próximo examen prenatal.

También consulte con su médico si los calambres en las piernas son graves, persistentes o empeoran. Es posible que necesite suplementos o medicamentos.

Busque ayuda médica de inmediato si experimenta hinchazón severa en una o ambas piernas, dolor al caminar o venas dilatadas. Estos pueden ser síntomas de un coágulo de sangre.

Prevenir los calambres en las piernas antes de que comiencen

Para evitar calambres en las piernas, intente lo siguiente:

  • Beber entre 8 y 12 vasos de agua por día.
  • Manténgase activa durante todo el embarazo.
  • Estire los músculos de la pantorrilla.
  • Use zapatos cómodos: Evite los tacones.
  • Siga una dieta equilibrada con alimentos ricos en calcio y magnesio como yogur, verduras de hoja verde, granos integrales, frutos secas y semillas.

Recuerde

Experimentar calambres en las piernas durante el embarazo no es agradable. Pero es un síntoma común, especialmente de noche. Prueba nuestros consejos: creemos que te ayudarán.

Y, como siempre, informe a su médico si tiene alguna inquietud relacionada. Nunca se sienta mal o cohibida por hablar con su equipo de atención médica.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.