¿Pueden los bebés sobrevivir al síndrome de bandas amnióticas?

En raras ocasiones, las bandas amnióticas se enredan alrededor del feto. Esta afección se denomina síndrome de bandas amnióticas. Las bandas pueden enrollarse alrededor de las extremidades, las zonas vitales o el cordón umbilical. A medida que el feto crece, se restringe el flujo sanguíneo.

¿Qué causa el síndrome de bandas amnióticas?

El feto flota libremente en una bolsa llena de líquido situada dentro del útero. La bolsa amniótica tiene dos capas. La capa más interna es el amnios y la más externa es el corion. Se cree que un desgarro o rotura del amnios es la causa del síndrome de banda amniótica. Cuando el saco más interno se rompe, las bandas amnióticas flotan en el líquido amniótico. Estas bandas pueden enredarse alrededor del feto. Al principio, el pequeño tamaño del feto evita problemas, pero a medida que el feto crece, las bandas pueden restringir el flujo sanguíneo.

La restricción del flujo sanguíneo puede causar daños estéticos en los dedos de las manos, los pies, las extremidades y otras partes del cuerpo, incluida la sindactilia. La sindactilia consiste en la formación de bandas en los dedos de las manos o de los pies, lo que da un aspecto de garra. En casos extremos, puede producirse la amputación de los dedos de las manos, los pies o las extremidades en el útero. Si las bandas rodean partes del cuello o de la cara, puede aparecer paladar hendido o labio leporino. La restricción del cordón umbilical o de zonas vitales como la cabeza puede provocar la muerte.

¿Corre el feto algún riesgo?

No se conoce la causa de la rotura o desgarro del amnios. El síndrome de la banda amniótica se produce hasta en 1 de cada 1.200 embarazos. No parece haber una conexión genética, por lo que la afección no se transmite entre generaciones. Si el síndrome de la banda amniótica se produce en un embarazo, no aumenta el riesgo de padecerlo en los siguientes.

¿Cómo se detecta el síndrome de bandas amnióticas?

El síndrome de bandas amnióticas puede detectarse durante una ecografía del embarazo, aunque las bandas amnióticas son extremadamente finas, lo que dificulta su detección. Si se sospecha la existencia del síndrome, los expertos sugieren que se realice una ecografía con un técnico o un médico familiarizado con la enfermedad. En los casos graves, el feto puede mostrar signos de sufrimiento, lo que lleva a los médicos a solicitar una ecografía detallada.

¿Puede tratarse el síndrome de bandas amnióticas antes del parto?

Si el síndrome de bandas amnióticas supone una amenaza inmediata para el feto, los médicos pueden ordenar una intervención quirúrgica para eliminar la restricción, pero la cirugía en el feto es poco frecuente. Lo más frecuente es que la cirugía estética se programe después del nacimiento para corregir los problemas funcionales derivados de la restricción. Una vez restaurada la función, los padres pueden optar por programar otras cirugías para mejorar la estética. La cirugía no es necesaria en todos los casos.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Compártelo con tus amigos