Enfermedades card√≠acas ¬ŅC√≥mo afectan al embarazo?

Las cardiopatías son una de las principales causas de muerte materna asociadas al embarazo, y se dan hasta en una de cada 25-50 mujeres embarazadas. Si padeces una cardiopatía, puedes ser considerada de alto riesgo y trabajar en estrecha colaboración con un obstetra de alto riesgo (perinatólogo o especialista en medicina materno-fetal) y un cardiólogo te ayudará a conseguir un buen resultado para ti y tu bebé.

Antiguamente, m√°s del 90% de las mujeres embarazadas con cardiopat√≠as ten√≠an "cardiopat√≠a reum√°tica", lesiones del coraz√≥n y de las v√°lvulas card√≠acas provocadas por la fiebre reum√°tica. La fiebre reum√°tica es una infecci√≥n rara pero potencialmente mortal y una complicaci√≥n de la faringitis estreptoc√≥cica no tratada, causada por la bacteria estreptococo A. Gracias a la mejora de la atenci√≥n y el tratamiento con antibi√≥ticos, el n√ļmero de mujeres embarazadas con cardiopat√≠as debidas a la fiebre reum√°tica ha disminuido considerablemente en las √ļltimas d√©cadas. Hoy en d√≠a, la forma m√°s com√ļn de enfermedad card√≠aca en las mujeres embarazadas son las cardiopat√≠as cong√©nitas, que se observan en m√°s de 1 de cada 3 mujeres con enfermedad card√≠aca en el embarazo.

Síntomas de las cardiopatías

El primer síntoma de una cardiopatía suele ser la falta de aire, los mareos o el dolor en el pecho. Muchas mujeres embarazadas suelen quejarse de falta de aire ocasional, de la imposibilidad de aspirar suficiente aire, de mareos y de la imposibilidad de realizar determinados ejercicios físicos. Estas quejas suelen ser normales y se deben a la mayor carga de volumen sanguíneo que soporta el corazón, que aumenta hasta un 50% en la semana 28 de embarazo. Si tienes un corazón debilitado, a veces no puede tolerar el aumento de la tensión del embarazo y se vuelve incapaz de funcionar bien.

Por desgracia, los mismos síntomas normales del embarazo también pueden simular una enfermedad cardíaca en el embarazo, y a veces puede ser difícil distinguir lo que es normal y lo que es anormal en el embarazo.

¬ŅC√≥mo sabr√°s que tus s√≠ntomas son normales?

Informe a su médico de inmediato si:

  • Experimenta dificultad para respirar, especialmente si est√° fuera de lo habitual.
  • Te sientes inc√≥moda.
  • No puedes realizar sus actividades f√≠sicas habituales.
  • Experimentas dolor en el pecho.
  • Experimentas una repentina hinchaz√≥n en el cuerpo, concretamente en los brazos y las manos.

Un examen físico realizado por su médico suele excluir la existencia de una enfermedad cardíaca. A veces está indicado un examen de ultrasonido de corazón llamado "ecocardiograma" para comprobar el corazón.

Si se diagnostica una afección cardíaca, se clasifica:

  • Qu√© parte del coraz√≥n est√° afectada (una v√°lvula, el m√ļsculo card√≠aco, el revestimiento del coraz√≥n o si se trata de un latido irregular).
  • La gravedad de la parte da√Īada o anormal.
  • Si es cong√©nita o adquirida.
  • La gravedad de los s√≠ntomas.

A continuación se presenta una tabla que muestra una lista de posibles formas de enfermedades del corazón:

  • Cardiopat√≠a cong√©nita: Persona que nace con uno o m√°s defectos card√≠acos cong√©nitos, generalmente porque algo no funcion√≥ bien en la formaci√≥n del coraz√≥n durante el desarrollo prenatal. Este tipo de defectos son bastante frecuentes, ya que se dan en unos siete de cada 1.000 nacimientos.
  • Arritmia card√≠aca: Alteraciones del ritmo de los latidos del coraz√≥n.
  • Enfermedad coronaria: Obstrucciones en las arterias coronarias que provocan una reducci√≥n del flujo sangu√≠neo al m√ļsculo card√≠aco, priv√°ndolo del ox√≠geno vital.
  • Valvulopat√≠a card√≠aca: El coraz√≥n tiene cuatro v√°lvulas: la pulmonar, la mitral, la tric√ļspide y la a√≥rtica. Las v√°lvulas se abren y cierran para dirigir el flujo sangu√≠neo entre las cuatro c√°maras del coraz√≥n, los pulmones y los vasos sangu√≠neos conectados. Una v√°lvula defectuosa puede no abrirse correctamente, obstruyendo el flujo sangu√≠neo, o no cerrarse correctamente, permitiendo la fuga de sangre. Entre las causas de los trastornos valvulares se encuentran las cardiopat√≠as cong√©nitas y diversas afecciones inflamatorias e infecciosas.
  • Enfermedad del pericardio: Cualquier enfermedad del pericardio, el saco membranoso que rodea el coraz√≥n.
  • Cardiopat√≠a mioc√°rdica: Las enfermedades del m√ļsculo card√≠aco, o miocardio, se denominan colectivamente enfermedad mioc√°rdica primaria o miocardiopat√≠a.

Clasificación funcional de las cardiopatías

  • Clase I Ninguna limitaci√≥n de las actividades; sin s√≠ntomas por las actividades ordinarias.
  • Clase II Limitaci√≥n leve de la actividad; se siente c√≥modo con el reposo o con un esfuerzo leve. Una actividad f√≠sica superior a la ordinaria produce fatiga, palpitaciones, disnea o dolor anginoso.
  • Clase III Limitaci√≥n marcada de la actividad; se siente c√≥modo s√≥lo en reposo. Una actividad f√≠sica inferior a la ordinaria provoca fatiga, palpitaciones, disnea o dolor anginoso.
  • Clase IV Confinado a la cama o a la silla; cualquier actividad f√≠sica provoca molestias y los s√≠ntomas aparecen en reposo. Los s√≠ntomas de insuficiencia card√≠aca o del s√≠ndrome anginoso pueden estar presentes incluso en reposo. Si se realiza cualquier actividad f√≠sica, las molestias aumentan.

M√°s del 90% de las afecciones card√≠acas en el embarazo son de clase I o II y, por lo tanto, no entra√Īan ning√ļn riesgo significativo, mientras que las mujeres con cardiopat√≠as de clase III y IV presentan mayores complicaciones y pueden indicarse ingresos hospitalarios frecuentes.

La mayoría de las afecciones más graves se diagnostican antes del embarazo, y no es habitual que se diagnostique por primera vez una cardiopatía grave en el embarazo. Una de las afecciones cardíacas más graves pero muy poco frecuentes, denominada "miocardiopatía periparto", sólo se observa al final del embarazo y después del parto. Sólo unas pocas cardiopatías son tan graves que el embarazo se asocia a una tasa de mortalidad muy elevada para la madre.

A continuación se exponen algunas pautas generales para las mujeres con enfermedades cardíacas conocidas durante el embarazo:

  1. Averigua exactamente de qué enfermedad cardíaca se trata.
  2. Infórmate sobre su efecto en el embarazo y sobre el efecto del embarazo en la cardiopatía.
  3. Acudir a un obstetra de alto riesgo (especialista en medicina materno-fetal) y a un cardiólogo si es necesario.
  4. Si la madre tiene una enfermedad congénita, existe el riesgo de que el feto también la tenga. Si sólo es la madre la que tiene una cardiopatía congénita, el riesgo de cardiopatía congénita en el bebé suele ser del 2% al 5% (más del doble del riesgo en la población general), pero puede ser mayor con determinadas afecciones, o si uno o más hermanos tienen también una cardiopatía congénita. Una ecografía fetal en torno a las 20-22 semanas puede comprobar si el feto tiene una cardiopatía.
  5. Evita el aumento excesivo de peso y sigue una dieta saludable.
  6. Informa a tu médico de cualquier cambio significativo de peso o de cualquier síntoma, como la falta de aire.
  7. Evita la actividad física extenuante. Comenta con tu médico lo que puedes o no puedes hacer.
  8. Habla con un anestesista antes del parto y antes de cualquier procedimiento que requiera anestesia.
  9. Durante el parto, el alumbramiento y, en concreto, el posparto, presta atención a los signos de insuficiencia cardíaca.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comp√°rtelo con tus amigos