Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

cordon enrollado

Que el cordón umbilical se enrede es algo que pasa frecuentemente y en la mayor parte de los casos, no supone ningún peligro.

A lo largo del embarazo el cordón puede enredarse en diferentes partes del cuerpo del bebé, el cuello, la pierna, etc. Esto no significa que el parto tenga que ser por cesárea. El parto, en general, suele ser vaginal.

En la mayor parte de los casos, el cordón umbilical se encuentra muy flojo cuando está enredado en el cuello, así que el médico para desenredarlo pone el dedo entre el cuello y el cordón nada más salir la cabeza del bebé.

Si el cordón está un poco apretado en el cuello, desde que el niño salga, se le mantendrá pegado al muslo de su madre. A continuación se dobla al niño y se pasa el cordón por encima de su cuerpo. A esto se le llama vuelta de gato. Como los recién nacidos son muy flexibles no hay peligro al doblarlos.

En los pocos casos en los que el cordón umbilical está muy apretado alrededor del cuello del bebé, hay que cortarlo antes de que nazca. El médico o matrona pondrá la mano dentro de la vagina y colocará dos ganchos en el cordón, para a continuación cortarlo en medio de estos con mucho cuidado. Este caso es poco frecuente.

La cesárea será recomendada cuando el ritmo cardiaco del bebé indique que puede haber falta de oxígeno.

Una forma de que puedas comprobar que todo va con normalidad son los movimientos de tu bebé. Si su nivel de actividad cambia y no lo notas, acude al médico. Quizás te interese leer nuestro artículo sobre los movimientos fetales.

Consulta todas tus dudas con tu médico o matrona.

También te puede interesar: Parto. Posiciones para sobrellevar las contracciones y Cuándo debo ir al hospital o centro de maternidad

Volver