Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

parto prematuro tratamiento

Las contracciones durante el embarazo son normales, pero si empiezas a sentir contracciones frecuentes y rítmicas antes de la semana 37 de embarazo, acude a la clínica u hospital para que el personal médico haga una valoración, ya que podría indicar un parto prematuro.

El parto prematuro ya lo tratamos en un artículo anterior, si te interesa leer cómo se diagnostica puedes hacerlo aquí: Diagnóstico de parto prematuro

Tratamiento del parto prematuro

El objetivo de tratarlo no es para interrumpir las contracciones, sino obtener tiempo para realizar una maduración pulmonar acelerada al bebé.

Las 34 semanas de gestación es el tiempo límite que suele ponerse para frenar las contracciones cuando hay una amenaza de un parto prematuro, ya que sobre este tiempo tiene lugar la maduración de los pulmones del bebé. Por eso, después de las 34 semanas ya no se indica tratamiento.

Pero si eres ingresada antes de las 34 semanas con riesgo de parto prematuro, estos son los posibles tratamientos:

Tocolosis: Se utiliza para detener las contracciones uterinas y retrasar el parto unos días (unas 48 horas). El objetivo final es madurar los pulmones del bebé rápidamente. Pueden usarse dos tipos de medicamentos. Se pone por vía intravenosa, durante dos días.

Maduración pulmonar: Mientras que la tocolisis hace su función se puede hacer una maduración pulmonar acelerada. Para esto se usan corticoides durante 48 horas y se aplican con inyección intramuscular. De esta forma se reducirán posibles problemas respitarios en el caso de que el bebé nazca de forma prematura.

*En el caso de que el médico descubra que el riesgo de parto prematuro se debe a una infección o si se es portadora de estreptococo, se indican antibióticos.

Si después de aplicarte tratamiento las contracciones se detienen y no se presenta el parto, te darán el alta y podrás volver a casa, pero es recomendable que sigas haciendo reposo los días siguientes ya que puede repetirse la amenaza de parto prematuro. En caso de que ocurra y vuelvas a tener contracciones fuertes y rítmicas, vete al hospital de nuevo. En algunas mujeres embarazadas hay que repetir la tocolisis. Lo importante es lograr que la gestación llegue a las 35 semanas o incluso superarlas.

Volver