¿Cómo cuidar la piel durante el embarazo?  ¿Cómo mejorar la elasticidad de la piel en el embarazo?

Muchas futuras mamás pasan por alto su piel durante el embarazo y se preguntan cómo es posible que algunas madres tengan un brillo radiante y saludable. Si estás embarazada y no quieres descuidar tu piel tenemos un montón de consejos para el cuidado de la piel que pueden ayudarte a mantenerla sana durante esos nueve meses. Sigue leyendo para saber cuáles son.

Tips para el cuidado de la piel en el embarazo

Lo que comes y bebes es lo que se refleja en tu piel. Así que, sin duda, debes seguir una dieta saludable y mantenerte hidratada. Pero la piel durante el embarazo puede ser un poco más exigente de lo habitual.

Aquí tienes un pequeño plus que puedes hacer para mantener una piel sana mientras tu cuerpo se prepara para dar a luz a tu pequeño:

Suave hasta el final

A medida que avanza el embarazo, es posible que tu piel no tolere los mismos productos de cuidado personal que utilizabas a diario antes de concebir. Podrías desarrollar una aversión a tus fragancias favoritas que, en primer lugar, eran la razón por la que comprabas tus productos de ducha o de cuidado personal favoritos. O podrían provocar erupciones o irritaciones en la piel a medida que tu cuerpo se va adaptando a los diferentes cambios que se producen durante el embarazo. Entonces puedes cambiar a jabones y champús suaves con propiedades nutritivas para mantener tu piel, cuero cabelludo y cabello limpios.

Hidratación diaria

La mayoría de los problemas cutáneos surgen debido a la sequedad de la piel durante el embarazo, lo que provoca la pérdida de elasticidad de la piel y la aparición de estrías. Aunque la probabilidad de desarrollar estrías varía en función de la edad, la herencia, la dieta y la hidratación de la piel, alrededor del 50-90% de las mujeres embarazadas son propensas a desarrollarlas.

En este caso, un aceite o crema para estrías clínicamente probado que se convierta en un buen hidratante, puede ayudarte a nutrir tu piel. Estos productos pueden ayudan a calmar la piel, a restaurar su elasticidad y su volumen, y a mejorar el aspecto del tono desigual de la piel y la pigmentación moteada. Todo lo que tiene que hacer es aplicar a diario por todo el cuerpo, centrándote en las zonas propensas a la aparición de estrías, como la barriga, las nalgas, los pechos, los brazos y los muslos, y en unas semanas notarás una mejora considerable en su piel.

Consulta con un profesional de la belleza o en tu farmacia de confianza para elegir el producto que más te convenga.

Bloquea los rayos nocivos del sol

Si tu rutina de cuidado de la piel ya incluye el uso de un protector solar, sigue utilizándolo incluso durante el embarazo. Si no es así, adquiere uno que se adapte a tus necesidades y aplícalo después de tu crema hidratante diaria. Las lociones de protección solar pueden proteger la piel de los rayos nocivos del sol, que podrían provocar arrugas, manchas oscuras, envejecimiento prematuro, etc. A veces, algunas mamás notan que su piel responde de forma diferente a los mismos productos en los que confiaban plenamente. Entonces es recomendable consultar a un dermatólogo y buscar un buen protector solar que se asiente sobre la piel y la proteja de los dañinos rayos solares.

Masaje y mimos

lista nacimiento

A medida que el bebé crece, te darás cuenta de que tu cuerpo requiere cuidados adicionales para mantenerlo tonificado y rejuvenecido. Es probable que experimentes dolores corporales y te sientas cansada con frecuencia. Los pies y la espalda pueden ceder después de horas de hacer recados o trabajar desde el escritorio. El ajetreo puede provocar dolores de cabeza e incluso noches de insomnio.

Esto requiere un masaje con aceite que pueda aliviar la tensión de tus músculos y ayudarte a relajarte. Un suave masaje puede ayudar a tonificar esos músculos cansados y a sentirte rejuvenecida en poco tiempo.

Durante estos nueve meses, tu cuerpo puede cambiar de forma inesperada. Al mismo tiempo que controlas tu dieta y tu rutina de ejercicios, asegúrate de tener una rutina adecuada de cuidado de la piel durante el embarazo para que tu piel se mantenga sana y brillante. Con estos consejos, tendrás una cosa menos de la que preocuparte durante y después del embarazo.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Compártelo con tus amigos