Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

disfuncion sinfisis pubica

Cómo reconocer los síntomas del dolor en la cintura pélvica y los tratamientos disponibles.

Muchas mujeres sufrirán de dolor de la pelvis durante y a veces después de su embarazo.

¿Qué es el dolor de la cintura pélvica?

La disfunción de la sínfisis púbica o dolor de la cintura pélvica; es una afección que afecta las articulaciones pélvicas y las hace rígidas por lo que dejan de funcionar normalmente.

Puede ocurrir en cualquier etapa del embarazo o durante el parto, y puede aparecer repentinamente o comenzar gradualmente.

Una de cada cinco mujeres se ven afectadas por esto durante el embarazo.

¿Cuáles son los síntomas?

El síntoma principal es el dolor, que ocurre más comúnmente al caminar, subir escaleras y voltearse en la cama.

La mujer puede sentir dolor en el área púbica, la ingle, las caderas, en el interior de los muslos y en uno o ambos glúteos. A menudo, el dolor puede concentrarse en un lado o puede parecer que salta de un lado a otro.

También puede haber inestabilidad de las articulaciones, lo que dificulta las actividades cotidianas.

¿Cuándo ocurre?

La condición generalmente comienza en el segundo trimestre del embarazo, pero en algunos casos puede comenzar durante el parto incluso después del nacimiento.

Tips:

Los ejercicios del suelo pélvico mejorarán la estabilidad de la pelvis y la espalda. Hacer ejercicio en el agua también puede ayudar, pero evita nadar a braza. Ten cuidado al sentarte y levantarte. No levantes ni empujes nada pesado. Si estás subiendo escaleras, toma una a la vez, dando un paso adelante con tu mejor pierna y levantando la otra para alcanzarla.

Tu médico también puede derivarte a un fisioterapeuta.

Tratamiento

Es muy tratable, tanto durante el embarazo como después, y es importante buscar ayuda en cuanto tengas síntomas.

El tratamiento consiste en evaluar las articulaciones y los músculos dentro y alrededor de la pelvis y devolverlos a la función normal, por lo general utilizando técnicas de terapia manual.

Un fisioterapeuta te aconsejará sobre una variedad de ejercicios y posiciones para ayudar a aliviar el dolor, así como sobre los ejercicios que debes evitar, y tu médico te dará información sobre qué analgésicos son adecuados para tomar durante el embarazo.

Aquí hay algunos consejos generales para ayudar:

  • El fisioterapeuta puede recomendar un cinturón o faja de soporte pélvico.
  • Evita las tareas domésticas pesadas, como planchar.
  • Al subir y bajar escaleras que sea un escalón a la vez.
  • No intentes levantar nada pesado.
  • Evita empujar un carro u objeto pesado.
  • Coloca una almohada entre tus rodillas por la noche para mantener tu pelvis en equilibrio.
  • Ejercita el suelo pélvico para mejorar la estabilidad en la pelvis y la espalda.
  • Descansa regularmente durante el día, idealmente sentándote en una gran pelota de parto o descansando sobre tus manos y rodillas

¿Cómo afectará al parto?

Tener esta dolencia no significa necesariamente que tengas más probabilidades de tener problemas durante el parto, siempre y cuando sigas los consejos adecuados.

Asegúrate de que la información esté en tu cartilla de embarazada para que el personal médico que te atienda en el parto lo sepa de inmediato.

Lo ideal sería dar a luz de pie o de rodillas, ya que esto protege las articulaciones de la pelvis.

Si tienes una epidural, asegúrate de que alguien mida el ancho con el que puedes abrir cómodamente las rodillas antes de administrarla, ya que esto evitará daños duraderos en el futuro.

¿Se repetirá?

En la mayoría de las mujeres, el dolor finaliza después de dar a luz, sin embargo, hay algunos pocos casos en los que puede continuar después.

Se recomienda a las pacientes que continúen con cualquier tratamiento hasta que hayan regresado a su estado físico previo al embarazo.

Desafortunadamente, si sufres Disfunción de la sínfisis púbica en un embarazo, es probable que el problema vuelva a ocurrir en los siguientes embarazos y sin tratamiento, puede ser más grave.

Volver