Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

hiperemesis gravidica vomitos

¿Qué es la Hiperémesis gravídica o la enfermedad de la mañana severa?

Las náuseas y vómitos durante el embarazo son extremadamente común. Son muchas las mujeres, que experimentan estos síntomas. Esto se conoce comúnmente como náuseas matutinas, aunque puede afectar a la embarazada en cualquier momento del día. Las náuseas matutinas regulares generalmente mejoran o desaparecen alrededor de la semana 14.

Algunas mujeres experimentan una forma mucho más grave de estos síntomas del embarazo conocida como hiperémesis gravídica (HG), que puede causar náuseas y vómitos excesivos muchas veces al día y puede tener un impacto importante en la vida diaria de las mujeres. La HG también puede ser peligrosa y requerir tratamiento hospitalario. La duquesa de Cambridge Kate Middleton ha padecido este problema en sus embarazos. Los síntomas de HG generalmente mejoran alrededor de las 21 semanas, pero pueden continuar mucho más tiempo.

No se sabe exactamente qué causa las náuseas matutinas o HG. Existe alguna evidencia de que se da en mujeres con antecedentes familiares y si has tenido HG una vez, es más probable que la vuelva a sufrir en futuros embarazos.

¿Cuáles son los síntomas de la hiperémesis gravídica?

La hiperémesis gravídica es mucho peor que las náuseas matutinas comunes, pero también se caracteriza por náuseas y vómitos. En el caso de la HG, estos síntomas son prolongados y graves, y algunas mujeres reportan episodios de vómitos hasta 50 veces al día y no pueden mantener ningún alimento o bebida.

Otros síntomas relacionados podrían incluir:

  • Deshidratación, especialmente si no puedes mantener las bebidas que tomes.
  • Pérdida de peso.
  • Presión arterial baja (hipotensión), especialmente si estás de pie.
  • Fatiga severa.
  • Dolores de cabeza y estreñimiento por deshidratación.

La HG también puede conducir a una condición conocida como cetosis. Esto ocurre cuando tu cuerpo descompone la grasa en lugar de la glucosa para obtener energía y puede producir una acumulación de sustancias químicas ácidas en la sangre y la orina.

   

¿Qué tratamientos están disponibles para la hg?

Si sufres de una enfermedad grave durante el embarazo, debes consultar a tu médico o matrona, quien podrá evaluar la gravedad de la afección y aconsejarte sobre el mejor tipo de tratamiento. A veces puede ser necesario probar diferentes tipos de medicamentos para encontrar el tratamiento que funcione mejor para ti.

Algunos medicamentos pueden usarse en las primeras 12 semanas de embarazo para ayudar a controlar los síntomas de HG. Se probará con medicamentos antieméticos (contra los vómitos) que se consideran seguros durante el embarazo y si uno no funciona, se puede probar con otro.

Si la enfermedad no mejora y te estás deshidratando, es posible que deba ingresar en el hospital, donde se te administrarán líquidos por goteo y medicamentos para detener los vómitos, que pueden incluir esteroides y vitaminas de tiamina, así como también antieméticos. Tu condición será monitoreada revisando la presión arterial, pulso, peso, análisis de sangre y orina.

¿Cuál es el impacto de la hiperémesis gravídica en la mujer?

La propia HG no dañará a tu bebé, pero si pierdes una cantidad significativa de peso durante el embarazo, existe una mayor probabilidad de que el bebé tenga un bajo peso al nacer.

La HG también puede tener un impacto grave en tu salud física y mental y en tu bienestar emocional, especialmente en un momento en el que de otra manera podrías esperar estar feliz y emocionada. Puede ser agotador y evitar que continúes con las tareas diarias. Algunas mujeres también se sienten muy aisladas, ya que para algunas es un problema salir de casa en caso de que vomiten.

Es importante hablar con tu matrona o con tu médico si tienes alguno de estos síntomas.

Volver