Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

mvc

Análisis o muestra de vellosidades coriónicas (biopsia de corion o CVS Siglas en inglés o MVC en español)

El muestreo de vellosidades coriónicas (CVS) es una prueba que se lleva a cabo durante el embarazo para detectar anormalidades específicas en el feto. Se toma una muestra de células de la placenta (el órgano que vincula el suministro de sangre de la madre con el bebé que está por nacer) y se examinan los defectos genéticos.

Esta prueba se ofrece en embarazos en los que existe un alto riesgo de que el bebé tenga una afección hereditaria grave. Esto podría ser porque:

  • Has tenido un embarazo anterior con problemas fetales, por ejemplo, un bebé que nació con una anomalía cromosómica.
  • Tienes antecedentes familiares con fibrosis quística o distrofia muscular.
  • Una prueba de detección prenatal anterior ha sugerido que puede haber un problema, como la anemia de células falciformes (un trastorno hereditario de la sangre).

Un CVS generalmente se realiza entre las 11 y 13 semanas de embarazo. En circunstancias especiales, el CVS puede llevarse a cabo más adelante en el embarazo. Sin embargo, no debe hacerse antes de las 10 semanas de gestación. El riesgo de que aparezcan complicaciones, como un aborto espontáneo o defectos de nacimiento en el bebé, es mayor si se realiza antes de la semana 10 del embarazo.

¿CVS o amniocentesis?

La biopsia de corion es una alternativa a la amniocentesis, en la que se toma una muestra del líquido amniótico de la madre para su análisis. El CVS puede realizarse antes que la amniocentesis, que generalmente se lleva a cabo entre las semanas 15 y 20 del embarazo.

Los resultados de la amniocentesis pueden tardar de dos a tres semanas. Esto puede significar que el embarazo se encuentra en una etapa más avanzada, alrededor de 20 semanas o más, antes de que pueda considerar los resultados.

¿Cómo se realiza?

Durante la prueba, se tomará una muestra de células, llamadas células de vellosidades coriónicas, de la placenta de la mujer embarazada utilizando:

CVS transabdominal - se inserta una aguja a través del abdomen, se observa en todo momento mediante ultrasonido. La aguja no entra al saco amniótico ni se acerca al bebé. El procedimiento se realiza bajo anestesia local.

CVS transcervical: se inserta un tubo a través del cuello uterino (el cuello del útero) y se observa por ultrasonido.

La prueba dura unos cinco minutos, aunque toda la consulta durará unos 30 minutos. El CVS ha sido descrito como incómodo en lugar de doloroso, y puede haber algunos calambres posteriores que son similares a los cólicos menstruales.

¿Cómo funciona este análisis?

En una etapa temprana del embarazo, el embrión se divide en dos partes:

  • Una parte se convierte en el bebé.
  • La otra parte se desarrolla en la placenta.

La parte del embrión que forma la placenta comienza como secciones en forma de dedos que se llaman 'vellosidades coriónicas'. Estos se entierran en la pared del útero para acercarse a los vasos sanguíneos de la madre.

Las vellosidades coriónicas están formadas por la división del óvulo fertilizado, lo que significa que tienen exactamente el mismo ADN que el embrión, incluida cualquier posible anomalía genética. Cualquier defecto en las vellosidades coriónicas también estará presente en el feto.

Riesgos de la Muestra de vellosidades coriónicas

El aumento en el riesgo de aborto espontáneo debido a CVS es menos de uno en 100 embarazos. Este riesgo se suma a su "riesgo de fondo" de aborto espontáneo que todas las mujeres tienen al principio del embarazo debido a causas naturales.

La cifra de riesgo específico de un aborto espontáneo depende de la experiencia del médico que realiza el examen y la dificultad que tiene para obtener la muestra. Por lo tanto, es importante que una prueba de CVS solo sea realizada por un médico con experiencia en esta técnica y se debe realizar después de la semana 11 de embarazo.

Puedes experimentar sangrado vaginal después de la prueba. Habla con tu médico acerca de los síntomas que puedes tener para que sepas en todo momento lo que es normal y lo que no.

Resultados

Después de que se haya realizado, la muestra de vellosidades coriónicas se llevará a un laboratorio para que las células puedan examinarse bajo un microscopio. Se puede contar el número de cromosomas en las células y se puede verificar la estructura de los cromosomas para detectar cualquier anomalía. Si el CVS se está llevando a cabo para detectar un trastorno genético específico, también se pueden analizar las células de la muestra. Se estima que esta prueba tiene aproximadamente el 99% de precisión.

Sin embargo, no puede realizar pruebas para cada defecto congénito, y puede que no brinde resultados concluyentes. En aproximadamente el 1% de los casos, los resultados no pueden establecer con certeza que los cromosomas en el feto son normales. Si esto sucede, puede ser necesario realizar más pruebas, como examinar los cromosomas en las células de los padres. También puede ser necesario realizar una amniocentesis (una prueba alternativa en la que se extrae una muestra de líquido amniótico de la madre) para confirmar un diagnóstico.

El primer resultado debería estar disponible en unos días, y te indicará si se ha descubierto un problema cromosómico importante. Los resultados completos, incluidas las afecciones más pequeñas y menos frecuentes, pueden tardar de dos a tres semanas en reaparecer, aunque si la prueba busca un trastorno específico, los resultados pueden demorar hasta un mes. Para la mayoría de las mujeres que se hacen la prueba, los resultados del procedimiento serán 'normales'. Esto significa que el bebé no tendrá ninguno de los trastornos que se probaron.

Sin embargo, a veces es posible obtener un resultado normal, pero que el bebé nazca con la afección que se analizó o con otra afección genética. Esto se debe a que un resultado de prueba normal no puede excluir todos los posibles trastornos genéticos. Si tu prueba es "positiva", tu bebé tiene el trastorno que se estaba evaluando. Consulta con el médico todas las dudas.

Volver