Qué esperar en el proceso de extracción de óvulos por FIV

Tanto si vas a realizar una fecundación in vitro (FIV) como si vas a congelar tus óvulos o donarlos, el proceso de extracción de óvulos sigue siendo el más crucial para ellos. Aunque pueda parecer desalentador, entender el proceso de antemano puede ayudarte a tranquilizarte.

¿En qué consiste el proceso de extracción de óvulos en la FIV?

Cuando decidas recurrir a la fecundación in vitro para quedarte embarazada, tendrás que someterte al procedimiento de extracción de óvulos de la FIV. Junto con el proceso en sí, la preparación previa también es muy importante. Para empezar, tendrás que tomar medicación para que tus folículos (al menos uno o dos) alcancen la madurez. Para ello, se inyectará un medicamento que contiene la hormona estimulante del folículo y una hormona luteinizante (LH). Éstas ayudarán a estimular tus ovarios para que liberen muchos óvulos. Al cabo de 8-14 días, cuando los folículos alcancen un tamaño determinado, tal y como se observa en una ecografía, se procederá a la extracción de óvulos. El tamaño adecuado difiere de una clínica a otra, pero el tamaño medio es de 16 mm. Una vez decidido esto por el médico, éste inyectará la hormona gonadotropina coriónica humana (HCG) para favorecer la maduración y el crecimiento de los óvulos. Esta inyección se administrará en un momento muy concreto para que la extracción de los óvulos se produzca justo antes del inicio de la ovulación.

¿Qué ocurre durante una extracción de óvulos?

La extracción de óvulos se realiza dos días después de que la inyección de HCG estimule la maduración de los óvulos. El momento es muy importante y lo determinará tu médico. El proceso de extracción de óvulos es una cirugía rápida que dura entre 15 y 30 minutos y no es muy invasiva. Estarás anestesiada, por lo que el dolor será mínimo. Así es como se realiza el proceso de extracción de óvulos:

  • El médico utiliza una sonda de ecografía vaginal para localizar primero los folículos ováricos.
  • Se introducirá una aguja en la guía de ultrasonidos que atraviesa la vagina para llegar a los óvulos dentro de los folículos.
  • A continuación, se utilizará un dispositivo conectado a la aguja para extraer los óvulos de los folículos.

Después de esto, los óvulos recuperados se enviarán a un laboratorio de FIV donde se llevará a cabo el siguiente proceso:

  • Se extraerá el líquido que contienen para poder identificar los óvulos e incubarlos en un medio de cultivo.
  • Al cabo de 4-6 horas, los óvulos estarán listos para ser congelados o fecundados, dependiendo del objetivo.
  • Si se fecundan, pasarán 18 horas desde el momento de la fecundación para ver si ha sido un éxito y los óvulos han empezado a desarrollarse como embriones. A continuación, se incubarán entre 2 y 5 días más antes de ser congelados o transferidos al útero. Es entonces cuando se comprueba si los óvulos presentan alguna anomalía genética.

Cómo prepararse para el proceso de extracción de óvulos

Dado que la intervención se realiza bajo sedación, tendrás que estar en ayunas (sin comer ni beber) durante unas 8 a 10 horas. También se te pedirá que te quites las joyas, el esmalte de uñas o las lentillas. Es un procedimiento de un día, es mejor que te tomes el día libre y descanses los dos días siguientes. La enfermera o el anestesista te pondrán una vía intravenosa antes de la intervención y te darán información médica importante. Una vez que comience la intervención, se te administrará la anestesia a través de una máscara facial o por vía intravenosa.

¿Cuál es el número de óvulos extraídos?

La edad media de extracción de óvulos para la FIV suele estar entre los 30 y los 40 años, y el número de óvulos que se pueden extraer puede oscilar entre 1 ó 2 y más de 30. Si una mujer es mayor, el número de óvulos extraídos aumentará porque entonces las posibilidades de obtener un embrión normal serán mayores. Por ejemplo, una mujer a la que se le han extraído 4 óvulos por FIV, en comparación con una mujer a la que se le han extraído más de 10 óvulos, tiene una probabilidad ligeramente menor de que la transferencia de embriones y el consiguiente embarazo tengan éxito.

¿Es dolorosa la extracción de óvulos para la FIV?

Como estarás anestesiada, estarás dormida durante todo el procedimiento y no sentirás nada. Es posible que después experimentes calambres en el abdomen, similares a los de la menstruación, pero no es nada preocupante. El médico puede recetarte un simple medicamento analgésico para que lo superes.

Cómo cuidarse en un proceso de recuperación de óvulos

El médico te recetará varios medicamentos -suplementos hormonales para dar soporte al revestimiento de tu endometrio en caso de que tengas una transferencia de embriones, un antibiótico para protegerte de las infecciones y esteroides para disminuir cualquier inflamación que pueda producirse en tus órganos reproductivos. Es imprescindible que tomes estos medicamentos correctamente, tal y como se te ha aconsejado.

El médico puede pedirte que te abstengas de mantener relaciones, de sumergirte en la bañera o de nadar durante algún tiempo. Tendrás que utilizar una compresa en lugar de un tampón si se produce algún sangrado vaginal.

¿Qué pasa con las tasas de éxito de la FIV?

Los resultados se conocerán a las 24 horas del proceso de extracción de óvulos. Después de la extracción, puedes esperar una pérdida del 50% en cada fase de crecimiento de tus óvulos. Este valor difiere de una persona a otra, y a algunas se les pueden dar probabilidades diferentes.

  • El 50 por ciento de los óvulos extraídos se fecundarían.
  • De ellos, sólo el 50% duraría hasta el tercer día.
  • De ellos, el 50% duraría hasta el sexto día para la congelación o la implantación, siempre que también resulten normales en las pruebas genéticas.

Esto hace que el número de óvulos extraídos sea muy importante para poder aumentar la probabilidad de éxito de la fecundación hacia el final. Pero, por lo general, hasta el 80% de los óvulos extraídos pueden ser normales, maduros y estar listos para la implantación o la congelación.

Cuándo preocuparse

Tras el proceso de extracción de óvulos, tendrás que estar atenta a los siguientes síntomas y llamar a tu médico inmediatamente si los ves manifestarse:

  • Fiebre superior a los 38 grados.
  • Dolor al orinar.
  • Mareos o desmayos.
  • Hinchazón en el abdomen.
  • Dolor intenso en el abdomen.
  • Sangrado vaginal severo (un sangrado leve es común, pero si cambias la compresa cada una hora, consulta con el médico).
  • Vómitos continuos o náuseas.

Aunque las probabilidades pueden parecer muy desalentadoras si haces todo lo que te dice tu médico, no hay razón para perder la esperanza o pensar que tu proceso de extracción de óvulos para la FIV puede no tener éxito. Es importante mantener la calma y dejar de lado cualquier preocupación para poder estar preparada para empezar pronto el maravilloso capítulo de ser madre.

También puede interesarte leer: 

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Compártelo con tus amigos