Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

antojos, pica

Los antojos de alimentos son repentinos deseos de comer un tipo particular de comida. Son un fenómeno real y afectan a muchas mujeres durante el embarazo.

A veces, los antojos son para alimentos comunes como pastel de chocolate o manzanas, y a veces existe la necesidad de comer combinaciones de alimentos inusuales o un tipo de comida que normalmente no te gusta.

Los antojos de comida comunes incluyen helados, chocolate y otros alimentos dulces, pescado, productos lácteos y fruta.

¿Por qué se desarrollan los antojos?

Nadie sabe realmente por qué se desarrollan los antojos a uno o varios alimentos. Parece lógico que los antojos se puedan deber a algo que falta en la dieta, o una mayor necesidad de ciertas vitaminas y minerales. Sin embargo, no hay evidencia de un vínculo entre los antojos y la deficiencia de nutrientes.

Además de los habituales antojos, muchas mujeres embarazadas también desarrollan rechazo o asco repentino por ciertos alimentos de olor y/o sabor fuerte, aunque antes del embarazo le encantara.

Los antojos y rechazo repentino a ciertos alimentos pueden tener algo que ver con los efectos de las hormonas del embarazo, que pueden cambiar la manera en que algunos alimentos saben y huelen.

Qué hacer con los antojos

Está bien ceder a los anhelos ocasionales de comida, siempre y cuando continúes comiendo una buena variedad de alimentos saludables.

Si anhelas una gran cantidad de alimentos poco saludables, como dulces o chocolate, trata de no caer demasiado en la tentación. Un exceso de azúcar puede causar un aumento excesivo de peso, diabetes y problemas dentales.

El médico, matrona o personal de enfermería de tu centro de salud pueden brindarte más información sobre el aumento de peso saludable durante el embarazo.

Algunos consejos para controlar los antojos no saludables

  • Come varias veces al día de forma regular, en pocas cantidades y optando siempre por alimentos saludables para ayudar a prevenir sensaciones repentinas de hambre.
  • Mantén tu despensa surtida con refrigerios saludables para picar entre comidas.
  • No hagas la compra cuando tengas hambre.
  • Elije alimentos saludables con bajo índice glucémico que te mantengan llena por más tiempo. Algunos ejemplos pueden ser avena, panes integrales, legumbres y fruta fresca.
  • Dormir lo suficiente. Las investigaciones han demostrado que las personas que no duermen lo suficiente tienden a desear la comida basura con más frecuencia que los alimentos saludables.

Comidas que se deben evitar

Cuando estás embarazada, hay una serie de alimentos que debes evitar. Cosas como los quesos blandos, el sushi, los huevos crudos y la carne poco cocida pueden contener bacterias nocivas, como salmonela y E. coli y conducir a enfermedades dañinas como la listeria o la toxoplasmosis. Lee más sobre los alimentos que debe evitar durante su embarazo.

Antojos no alimentarios

Algunas mujeres embarazadas desarrollan ansias de comer sustancias que no son alimentos, como tiza, arcilla, almidón o jabón. Esta condición puede indicar una deficiencia de minerales o anemia severa.

Consulta a tu médico o matrona si desarrollas antojos por cosas que no son alimentarias.

Volver