Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

signos habituales parto

¿Cómo sé si estoy de parto?

Si bien la mayoría de las mujeres están entusiasmadas por tener un bebé, algunas pueden sentirse aprensivas por el parto. Estar preparada y conocer los signos del parto son una excelente manera de saber qué esperar y prepararse para el momento. Ya sea tu primera vez o incluso si lo has pasado antes, puedes tener una gran cantidad de experiencias diferentes durante el tiempo que estás embarazada.

Es importante saber que los signos de parto, como el resto del período de embarazo, son una experiencia individual y única y pueden ser diferentes para cada mujer. Si bien los siguientes síntomas son los signos habituales que se experimentan, no te sorprendas si no se ajustan a los tuyos. Lo importante es tener una relación cercana con tu médico y/o matrona e informar cualquier cosa anormal, especialmente cualquier sangrado vaginal o dolor abdominal.

Signos comunes de parto

Respirar más fácilmente.

Esta es la señal de que tu bebé está bajando y se está acomodando en la pelvis liberando de esta manera la presión del diafragma. Por otro lado, puedes sentir una mayor presión sobre la vejiga que te llevará a tener que salir corriendo al baño con más frecuencia.

Expulsión del tapón mucoso

Durante el embarazo, la abertura cervical está sellada por el tapón mucoso para evitar que las bacterias entren en el útero. Cuando el cuello uterino comienza a dilatarse, este tapón de moco es expulsado. El tapón es de color claro, rosado o teñido de sangre y puede ser expulsado minutos, horas o días antes de que comience el parto.

Romper aguas

Solo 1 de cada 10 mujeres experimentan un chorro de líquido amniótico cuando se rompen las membranas. La mayoría de las veces, el líquido amniótico se filtra en forma de pequeñas gotas. Sin embargo, muchas mujeres no están seguras de si se trata de líquido amniótico u orina porque muchas embarazadas pierden orina durante las últimas etapas del embarazo. Si rompes aguas, debes ir al hospital aunque no tengas contracciones.

Chorro repentino de energía

Justo antes de comenzar el parto, puedes tener un repentino arrebato de energía. Te darás cuenta de que puedes hacer cosas como limpiar, comprar comestibles o cocinar sin sentirte cansada. Esto se llama síndrome del nido. Si bien puedes sentir la necesidad de correr, estás a punto de pasar por un momento particularmente estresante, por lo que probablemente sea mejor si conservas tu energía.

Borramiento del cuello uterino

El borramiento del cuello uterino comienza en el último mes de embarazo. El cuello uterino se adelgazará y comenzará a estirarse para facilitar la dilatación cuando para dar a luz a tu bebé. El médico comenzará a verificar el borramiento en los últimos 2 meses de embarazo y te informará sobre el progreso.

Dilatación de la abertura cervical

Significa que tu cuerpo se está preparando para el parto. La dilatación generalmente se mide en centímetros y, en ocasiones, durante el examen interno, el médico puede medirla con los dedos. Si está completamente dilatado, su dilatación mide 10 centímetros y está listo para dar a luz. Los médicos comienzan a revisar la dilatación en los últimos 2 meses de embarazo y te mantendrán informada sobre esto.

Contracciones

La diferencia entre las contracciones falsas y las reales es su fuerza, intensidad y si continúan cuando te mueves. Muchas mujeres experimentan trabajo de parto falso antes de que comience el trabajo de parto verdadero. Entonces, ¿cómo saber cuál es cuál? La mejor manera es tomar nota de tus contracciones.

El embarazo es un momento crucial, y es importante seguir una buena dieta y cuidarse bien. Si tienes la mejor salud posible, es más probable que tengas un embarazo sin complicaciones y que disminuya la posibilidad de un parto prematuro.

Volver