alcohol en el embarazo

Embarazo y consumo de alcohol

El alcohol puede ser perjudicial para el embarazo y el desarrollo del bebé. Por eso se aconseja a las mujeres embarazadas que no beban alcohol. Estas son algunas de las dudas más comunes sobre el alcohol y el embarazo.

¿Cuánto alcohol es seguro beber cuando se está embarazada?

Si estás planeando un embarazo, estás embarazada o amamantando, no beber es la opción más segura, ya que el alcohol puede dañar a tu bebé.

Da igual la cantidad que bebas, o que solo lo hagas los fines de semana, la bebida siempre será perjudicial para el desarrollo del feto, especialmente en el primer trimestre.

No hay investigaciones que muestren que una bebida ocasional cause poco daño. Los expertos dicen que no hay un nivel seguro de bebida durante el embarazo.

Entonces, no beber en absoluto mientras estás embarazada es la opción más segura.

¿Qué efectos tiene el alcohol en el feto?

El alcohol pasa fácilmente al feto, que no puede eliminarlo tan fácilmente como la madre. Esto significa que el cuerpo del bebé tiende a acumular concentraciones elevadas de alcohol, el cual permanece en su organismo durante períodos más largos que en el de la madre. Y tanto el consumo moderado de alcohol como las borracheras periódicas pueden dañar el sistema nervioso del bebé en proceso de desarrollo.

Cuando bebes, el alcohol pasa de tu sangre al feto a través de la placenta. Y puede afectar el desarrollo del cerebro, la médula espinal y otros órganos del bebé.

El primer trimestre es el momento en que los órganos del bebé se desarrollan más rápidamente, por lo que es el momento de mayor riesgo. Los bebés que nacen afectados por el alcohol tienen un trastorno del espectro alcohólico fetal. El síndrome de alcoholismo fetal es uno de estos trastornos.

El consumo de alcohol también aumenta el riesgo de aborto espontáneo, muerte fetal y nacimiento prematuro.

Si está planeando quedarte embarazada, es aconsejable que dejes de tomar alcohol.

Se ha demostrado que:

  • La placenta no filtra el alcohol. La placenta no filtra el alcohol, por lo que todo el alcohol consumido pasa directamente de la sangre de la madre a la del bebé.
  • Cuanto más alcohol se beba, mayor será el riesgo de daños para la madre y el feto.
  • El alcohol afecta al feto de la misma manera, ya sea vino, cerveza o licores.

Por lo tanto, la única manera de evitar cualquier riesgo es abstenerse de consumir alcohol durante el embarazo.

¿Cuáles son los efectos del alcohol en el feto?

  • Beber alcohol durante el embarazo puede interferir en el desarrollo del feto y alterar el curso del embarazo, causando daños permanentes al bebé.
  • El consumo de alcohol aumenta el riesgo de aborto espontáneo, parto prematuro o mortinato.
  • El alcohol que entra en el torrente sanguíneo del bebé a través de la placenta puede dañar el desarrollo de varios órganos. El consumo de alcohol durante el embarazo se asocia con defectos de nacimiento en el bebé, incluyendo el corazón, los riñones, los ojos y los oídos.
  • El desarrollo del cerebro es especialmente sensible al alcohol. Los problemas de aprendizaje, memoria y comportamiento son algunas de las posibles consecuencias de la exposición al alcohol durante el embarazo.
  • Sin embargo, hay que tener en cuenta que el alcohol no es el único factor en el desarrollo del feto. La salud de los padres, los antecedentes sanitarios de la familia, el estilo de vida, la dieta, el tabaquismo y el medio ambiente también pueden influir.

lista nacimiento

Quiero tener un bebé, ¿debo dejar de beber?

El riesgo del alcohol está presente desde las primeras semanas de embarazo. Dado que es difícil determinar el momento exacto de la concepción, se recomienda no consumir alcohol en cuanto se piense en quedarse embarazada. ⇒ Bebí alcohol sin saber que estaba embarazada, ¿Hay riesgos?

Consejos para evitar el alcohol durante el embarazo

Puede ser difícil evitar el alcohol en situaciones sociales, especialmente en las etapas tempranas, cuando otras personas pueden desconocer que estás embarazada y te ofrecen para tomar. El embarazo es una etapa natural de la vida y no debe impedirte socializar. Pero si te encuentras en una situación que incita a beber, una buena alternativa es tomar una bebida sin alcohol.

Si estás acostumbrada a beber en casa, tal vez al final del día para relajarte, puedes considerar alternativas como bañarte, salir a caminar o leer un libro.

Explica a tu familia y amigos que has decidido no beber alcohol por el bien del bebé. Diles que necesitarás su ayuda y que es muy importante para ti.

Pide a tu pareja que cambie su propia forma de beber para mostrar su solidaridad.

Cuando salgas, elige lugares donde no haya alcohol. Por ejemplo, ir a una cafetería en lugar de a un bar. En las fiestas con la familia o los amigos, lleva tu propia bebida sin alcohol (cóctel de zumo de frutas, cerveza sin alcohol, agua con gas aromatizada, etc.). Sin embargo, evita la kombucha, ya que no está pasteurizada y puede contener alcohol. En cuanto al kéfir, asegúrate de que está pasteurizado antes de beberlo.

Dónde encontrar apoyo para dejar el alcohol en caso de adicción

Si te resulta difícil dejar el alcohol durante el embarazo o la lactancia, puede ser útil hablar con tu médico, matrona u obstetra para obtener asesoramiento y tratamiento, y con tus amigos y familiares para obtener ayuda.

En resumen:

¿Debo evitar el alcohol? ¡Sí! Aunque puede parecer que no pasa nada por tomarse un vaso de vino a la hora de la cena o una jarra de cerveza cuando se sale con los amigos, nadie ha determinado cuál es la "cantidad segura" de alcohol que se puede beber durante el embarazo. El síndrome alcohólico fetal está provocado por el consumo de grandes cantidades de alcohol durante el embarazo. Cuál es esa cantidad en comparación con una cantidad segura es algo que todavía no se sabe. Debido a esta incertidumbre, siempre es más sensato no probar el alcohol durante todo el embarazo.

¿Qué puedo hacer al respecto? Si te habías tomado unas cuantas copas antes de saber que estabas embarazada (lo que les ocurre a muchas mujeres), no te preocupes demasiado por ello. Pero lo mejor que puedes hacer es no volver a probar el alcohol durante el resto del embarazo.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Compártelo con tus amigos