Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

combatir insomnio

Recomendaciones que pueden ayudarte a conciliar el sueño durante el embarazo.

¿Estás embarazada y no puedes dormir? ¿Te despiertas frecuentemente durante la noche? Si bien la interrupción del sueño puede deberse a incomodidad, patadas de tu bebé o indigestión; la incapacidad para desconectarse mentalmente puede ser angustiante.

Padecer de insomnio durante el embarazo puede provocar cansancio y depresión, lo que finalmente te deja sin energía y sensación de desorientación.

Aquí hay cinco consejos sobre cómo sobrevivir al insomnio durante el embarazo:

Relajarse

Desarrolla una rutina de relajación antes de acostarte. Evita la cafeína y no veas la televisión ni uses el ordenador, la tableta o el dispositivo móvil cerca de la hora de acostarte, ya que estimularán demasiado tu cerebro y perturbarán tu sueño.

Prueba un baño a la luz de las velas con un poco de aceite de lavanda para que favorezca el sueño, recuéstate en el sofá y escucha música relajante, y bebe una bebida láctea antes de acostarte.

Prueba una almohada para dormir con lavanda

La lavanda es muy conocida por sus propiedades relajantes, por lo que es uno de los remedios para el insomnio más comunes. Ten una bolsita o almohada rellena con lavanda en tu cama o usa un aerosol con esa fragancia sobre la almohada, y pronto te sentirás somnolienta.

Encuentra una posición confortable para dormir

Trata de colocarte de lado, ya que al tumbarte sobre tu espalda en un embarazo ya avanzado, se presiona la vena principal que transporta la sangre desde la parte inferior del cuerpo.

Usa almohadas entre tus piernas o debajo de la panza para que te sientas más cómoda.

Una siesta durante el día

Si puedes permitirte una siesta a la mitad del día no dudes en hacerlo, con que duermas  alrededor de 30 minutos puede ayudarte a superar el resto del día.

Sin embargo, trata de no dormir más tiempo y antes de las 3 p.m., ya que esto interrumpirá tu sueño nocturno.

Mantén tu dormitorio bien ventilado

Duerme con la ventana abierta, incluso en invierno, pero no permitas que la habitación se vuelva demasiado fría. Mantén el termostato en el radiador a una temperatura que te resulte cómoda. Sentir demasiado calor o demasiado frío no te dejará dormir.

Alteraciones del sueño durante el embarazo

Descanso y sueño en el embarazo

Beneficios de la Meditación durante el embarazo

Volver