¿El índice de masa corporal (IMC) afecta a la fertilidad?

Hay muchas causas de infertilidad, pero uno de los mayores problemas es reversible. Es tu peso. Puede deberse al sobrepeso o a la falta de peso. Ambos problemas contribuyen a la infertilidad.

El peso puede ser un problema para alguien que conozcas y que esté luchando por quedarse embarazada. Si estás embarazada ahora, un gran cambio en tu peso podría ser un problema para futuros embarazos. El gran vínculo entre la infertilidad y el peso es la ovulación. Si tu índice metabólico basal (IMC) es demasiado alto o demasiado bajo, la ovulación se ve afectada. Puedes encontrar una tabla de IMC en Internet. Introduce tu altura y tu peso para obtener una cifra. Menos de 19 es bajo peso. Más de 24 es sobrepeso. Las hormonas se*x*uales responsables de la ovulación se almacenan en las células grasas. Un exceso o una falta de grasa puede provocar infertilidad.

IMC bajo

Tener un peso inferior al normal impide ovular con normalidad. La ovulación es la producción y liberación de un óvulo desde el ovario. Un gran aviso de un problema de ovulación es tener periodos irregulares. Si tienes un peso muy bajo, puedes dejar de tener la menstruación. También es posible que se te encojan los pechos y tengas sequedad vaginal. Si tu IMC es inferior a 17, podría ser un signo de un trastorno alimentario como la anorexia o la bulimia.

IMC elevado

La infertilidad por sobrepeso es más común. También puedes tener periodos irregulares. Un IMC elevado puede ser un signo de otra gran causa de infertilidad llamada síndrome de ovario poliquístico (SOP). El síndrome de ovario poliquístico puede provocar resistencia a la insulina, lo que significa que tienes problemas para utilizar el azúcar como fuente de energía. El azúcar va a parar a las células grasas. El síndrome de ovario poliquístico suele estar relacionado con la obesidad y la infertilidad.

Un IMC elevado puede causar muchos problemas en el embarazo. Puede dificultar el embarazo con tecnologías de reproducción asistida como la inseminación artificial y la fecundación in vitro. También supone un mayor riesgo si te quedas embarazada. Estos riesgos incluyen un mayor riesgo de presión arterial alta, diabetes gestacional y cesárea.

Qué hacer

La respuesta es sencilla: conseguir un peso saludable te ayudará. No es que sea fácil perder peso, pero los estudios demuestran que perder tan sólo un 5-10 por ciento de peso ayuda a la fertilidad. Engordar algunos kilos si tienes un peso inferior al normal puede restablecer la menstruación y la ovulación.

Y no dejes que tu pareja se desentienda. ¿Sabías que la causa de la infertilidad es tan a menudo culpa del hombre como de la mujer? Los hombres con sobrepeso u obesidad pueden producir menos espermatozoides y/o anormales. La baja testosterona -una causa común de la infertilidad masculina- puede estar causada por la obesidad. Los hombres con baja testosterona también son más propensos a tener sobrepeso. Los síntomas incluyen un bajo deseo y disfunción eréctil. Perder peso ayuda a los hombres con baja testosterona.

Si tienes sobrepeso o bajo peso, habla con tu médico. Elaboren juntos un plan seguro para recuperar un peso saludable. El plan debe incluir cambios en la dieta y en el estilo de vida, pero no una dieta de choque. Una pérdida de peso rápida puede empeorar la infertilidad. Si tienes un IMC superior a 40, la cirugía de pérdida de peso -cirugía bariátrica- puede ser una opción a considerar.

También puede interesarte leer: 

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Compártelo con tus amigos