Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

¿Debo evitarla y/o limitarla? Sí. Es sensato reducir o eliminar por completo la ingesta de cafeína durante el embarazo. Los estudios indican que el consumo de más de 150 mg/día de cafeína (aproximadamente una taza y media de café) aumenta los riesgos en el embarazo. Consumir menos de esa cantidad probablemente es seguro.

cafeina-embarazo

¿Cuáles son los riesgos para el bebé? El consumo de dosis elevadas de cafeína se ha asociado a un incremento del riesgo de aborto.

¿Qué puedo hacer al respecto? Si tienes grandes dificultades para dejar de golpe el café, he aquí cómo puedes empezar:

  • Reduce el consumo a una o dos tacitas al día.
  • Reduce gradualmente la cantidad de cafeína combinando el café descafeinado con el café normal.
  • Al final, deja por completo el café con cafeína.

Y recuerde que la cafeína no solo se encuentra en el café. El té verde y negro, los refrescos de cola y otros tipos de refrescos contienen cafeína. Prueba a consumir productos descafeinados (que, aunque es posible que sigan conteniendo cafeína, contienen cantidades mucho menores de esta sustancia) o a alternativas que no contengan cafeína.

Si te estás preguntando si debe preocuparte el chocolate, que también contiene cafeína, la buena noticia es que puedes darte ese capricho, aunque con moderación. Mientras que una taza de café contiene entre 95 y 135 mg de cafeína, una tableta de chocolate promedio solo contiene entre 5 y 30 mg. O sea que no pasa nada por consumir cantidades reducidas de chocolate.

Volver