Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

consejos tercer trimestre

 

Tips para el último trimestre de gestación

Este es un momento crucial para tu cuerpo; todo está bajo tensión, desde el sistema digestivo hasta los músculos y articulaciones. Sigue estos consejos para hacer frente a esos problemas de salud no deseados durante la última etapa del embarazo.

Ganando peso en el embarazo

Una de las preguntas más comunes es cuánto peso se debe ganar durante el embarazo. La respuesta es que cada embarazo es diferente.

En promedio, las mujeres ganan entre 10 kg y 12,5 kg.

Todo depende de lo que pesaras antes de quedar embarazada. El sobrepeso o el bajo peso pueden afectar el embarazo y el parto, por lo que tu matrona o médico pueden brindarte apoyo adicional si necesitas ayuda para controlar tu peso mientras esperas el bebé.

Consejo: El embarazo no es un momento para hacer dieta, pero evita comer demasiados alimentos que contengan calorías "vacías" como pasteles, dulces y galletas.

Aumento de peso idóneo durante el embarazo

Retención de líquidos e hinchazón

Es bastante normal que los pies, los tobillos y las manos se hinchen ligeramente durante el final del embarazo. Si no hay proteínas en la orina y la presión arterial es normal, no hay motivo para preocuparse: la hinchazón simplemente está sucediendo porque tu cuerpo contiene más líquido de lo normal.

Consejo: Siéntate con los pies más elevados que tu corazón para reducir la hinchazón en tus pies y tobillos; beber mucha agua también puede ayudar.

Edemas y varices, Cómo prevenirlas o disminuirlas

Sentirse sofocada durante el embarazo

Puedes sentir calor y sofocos todo el tiempo, lo que puede ser una ventaja en un invierno frío, pero no tan bienvenido si tus últimas semanas de embarazo coinciden con el verano. Este acaloramiento durante el embarazo es causado por cambios hormonales que afectan la circulación sanguínea.

Consejos: Usa prendas con fibras naturales, lleva contigo una botella de agua cuando salgas y toma sorbos frecuentes. Lleva un abanico o Invierte en un ventilador de bolsillo con batería.

Respiración en el embarazo

Sentirse sin aliento es normal a medida que la panza crece. Esto se debe a que el bebé ejerce presión sobre el diafragma y los pulmones, por lo que respirar profundamente se vuelve incómodo. Para aliviar la dificultad para respirar, intenta hacerlo lenta y profundamente, siéntate y levántate lo más recta posible y ponte las almohadas en la cama. Si estás preocupada por tu dificultad para respirar, consulta a tu médico o matrona.

Cistitis / infecciones del tracto urinario (ITU)

Estos son más comunes en el embarazo porque el tono muscular de la vejiga se reduce lo que significa que el flujo de la orina se ralentiza.

El resultado neto de esto es que las bacterias tienen más tiempo para multiplicarse en la vejiga. Las ITU generalmente se detectan al analizar tu muestra de orina y pueden tratarse con antibióticos.

Los síntomas de una ITU incluyen dolor al orinar, orina oscura, turbia o maloliente, dolor de barriga o síntomas parecidos a la gripe. Si experimentas alguno de estos, es importante que consultes a tu médico de cabecera, quien podrá prescribir el tratamiento adecuado. Si no se trata, una ITU puede provocar una infección renal, lo que puede aumentar las posibilidades de un parto prematuro.

Consejo: Beber abundante agua.

Prevención de las Infecciones de Orina durante el Embarazo

Calambres en las piernas

No sabemos por qué sucede, pero estos dolores punzantes en las pantorrillas son más comunes cuando estás embarazada.

Consejo: Estira la pierna y mueve los dedos del pie hacia tu cuerpo para aliviar un calambre. Masajear el área afectada también ayudará.

Calambres en las piernas, Cómo prevenirlo o disminuirlo

Pesadez y dolor

La barriga puede comenzar a tirar de los ligamentos que la soportan dentro del útero, y permanecer de pie durante períodos prolongados empeorará las cosas. Este es un problema común, pero para estar segura, siempre consulta con el médico o matrona de inmediato si tienes dolor más sangrado, calambres o contracciones que siguen llegando a intervalos regulares o que no mejoran rápidamente cuando descansas, flujo vaginal inusual, dolor de espalda o ardor al orinar.

Dolor abdominal y pélvico durante el Embarazo

Volver