cuidado dientes

Salud dental durante el embarazo

El cuidado de los dientes siempre es importante, pero durante el embarazo lo es a√ļn m√°s.

Si estás embarazada, debes prestar especial atención a la salud de tus dientes. De lo contrario, podría tener repercusiones no sólo para ti, sino también para tu bebé. Además, los problemas que se producen durante el embarazo pueden interferir en el proceso de gestación.

Por ejemplo, durante el primer trimestre, las bacterias de la placa pueden viajar por el torrente sanguíneo hasta la placenta y activar las hormonas que desencadenan el parto (prostaglandinas), provocando un parto prematuro.

Durante el embarazo, los cambios hormonales pueden hacer que tus encías se irriten e inflamen más fácilmente.

El embarazo es un momento de transformación, desde los cambios físicos hasta los cambios en el estilo de vida. Todo ello puede repercutir en la salud dental.

Por ejemplo, las hormonas como el estrógeno y la progesterona aumentan la sensibilidad de las encías a la acumulación de placa. También pueden afectar a los ligamentos y al hueso que soportan los dientes, lo que puede hacer que los dientes se aflojen y que las encías sangren.

Las n√°useas matutinas durante el primer trimestre y el reflujo √°cido durante el tercer trimestre pueden aumentar la acidez en la boca de las embarazadas.

Por √ļltimo, algunas mujeres embarazadas experimentan antojos de snacks dulces. El az√ļcar puede crear un entorno favorable para que las bacterias se multipliquen.

Si desarrollas enc√≠as rojas, hinchadas o sensibles que sangran cuando te cepillas, est√°s experimentando una respuesta exagerada a la placa que se acumula en tus dientes. El cepillado cuidadoso y suave y el uso de hilo dental ayudar√°n a prevenir esto.

Es importante cuidar los dientes y encías antes del embarazo. Existe un vínculo comprobado entre la enfermedad de las encías en las mujeres embarazadas y el nacimiento prematuro con bajo peso al nacer, que puede poner al bebé en riesgo de una serie de problemas de salud. La investigación muestra que hasta 18 de cada 100 nacimientos prematuros pueden ser desencadenados por la enfermedad periodontal.

Gingivitis y embarazo

La gingivitis es una enfermedad de las enc√≠as que no causa da√Īos irreversibles y afecta a la mitad de las mujeres embarazadas. Es el problema dental m√°s com√ļn durante el embarazo.

Esto se debe a que las encías de las mujeres embarazadas son más sensibles a la placa debido a las hormonas del embarazo. Este tipo de gingivitis suele aparecer a partir del tercer mes. Por lo general, todo vuelve a la normalidad después del parto.

Las personas con gingivitis tienen las enc√≠as rojas, hinchadas y sangrantes. Si no se trata, la gingivitis puede derivar en una enfermedad m√°s grave y causar la p√©rdida de dientes y da√Īos permanentes en las enc√≠as. La enfermedad de las enc√≠as tambi√©n puede causar presi√≥n arterial alta durante el embarazo o preeclampsia.

Si crees que tienes gingivitis, tu dentista podrá examinar tu boca y evaluar la situación. También podrá darte consejos de higiene y realizar una limpieza para evitar que el estado empeore.

Sin embargo, lo m√°s importante es mantener una buena higiene dental cepillando los dientes correctamente con una pasta de dientes que contenga fl√ļor y utilizando el hilo dental bajo las enc√≠as para eliminar la placa y las bacterias.

También puede ayudar a reducir la inflamación de las encías enjuagándose la boca con agua salada (1 cucharadita de sal en una taza de agua tibia).

Caries y embarazo

Los vómitos durante el embarazo, así como el deseo de comer alimentos dulces, aumentan el riesgo de padecer caries durante la gestación. Sin embargo, hay algunas cosas que puede hacer para reducir el riesgo:

  • Si vomitas, enju√°gate inmediatamente la boca con agua o enjuague bucal, ya que la acidez del v√≥mito puede descalcificar el esmalte dental.
  • Despu√©s de vomitar, espera 30 minutos antes de cepillarte los dientes con pasta dental con fl√ļor. Esto se debe a que los dientes son m√°s fr√°giles inmediatamente despu√©s del contacto con el √°cido. Por lo tanto, cepillarse los dientes en un entorno √°cido puede da√Īar el esmalte dental. Al esperar un poco, la saliva permite que los dientes reabsorban los minerales y vuelvan a su dureza original.
  • Si se producen caries o infecciones durante el embarazo, es importante tratarlas. El segundo trimestre suele ser el momento ideal para recibir el tratamiento, ya que las n√°useas suelen haber remitido.
  • Sin embargo, el tratamiento dental puede ser m√°s dif√≠cil en el tercer trimestre. De hecho, estar tumbada sobre la espalda durante un largo periodo de tiempo suele ser inc√≥modo para la mujer embarazada y no es recomendable para el bienestar del feto (compresi√≥n de los grandes vasos sangu√≠neos que reduce la circulaci√≥n de la sangre para el feto).
  • En todos los casos, el dentista valorar√° la urgencia y la necesidad de tratar la caries inmediatamente o decidir√° esperar hasta el final del embarazo y la llegada del beb√©.

Visita al dentista

Acude a la consulta del odontólogo, si es posible antes del embarazo, para asegurarte de que tu boca está saludable y si es necesario hacerte una limpieza o tratamiento.

Si estás embarazada o sospechas que lo estás, es importante que se lo comuniques al dentista cuando lo visites. Durante el embarazo, pide a tu odontólogo que verifique tus encías y te diga cómo cuidarlas. Los dentistas y los médicos son cuidadosos al recetar medicamentos a mujeres embarazadas. Algunos medicamentos, como los antibióticos, pueden afectar al bebé.

El cepillado es muy importante

Para evitar la acumulación de placa, lávate bien los dientes y las encías después de cada comida y antes de ir a dormir.

Algunas mujeres embarazadas sienten n√°useas mientras se cepillan los dientes. Si el cepillado te hace sentir mal, utiliza un cepillo suave de cabeza peque√Īa dise√Īado para ni√Īos y cep√≠llate m√°s tarde a lo largo de la ma√Īana, cuando no tengas tanto n√°useas. Conc√©ntrate en tu respiraci√≥n mientras limpias los dientes posteriores.

Fluoruro

El fluoruro fortalece los dientes y ayuda a prevenir la caries. El fl√ļor en la pasta de dientes o el agua no da√Īa a un beb√© en desarrollo. Algunas fuentes de agua, como el agua de un tanque o el agua de algunas ciudades, no contienen fl√ļor y es posible que se necesiten suplementos. Habla con tu farmac√©utico o m√©dico en la pr√≥xima visita.

lista nacimiento

Radiografías dentales

Si es posible, se deben evitar las radiografías dentales durante el embarazo. Si tu dentista considera que es esencial que hacerte una radiografía, se tomarán cuidados y protección especiales.

Calcio

El calcio es muy importante para los dientes y huesos del beb√©. A partir de los cuatro meses, los dientes y los huesos de tu beb√© comienzan a calcificarse. El calcio y el f√≥sforo necesarios provienen de lo que comes y, si es necesario, de tus huesos. A partir de los siete meses, el beb√© necesita a√ļn m√°s calcio y f√≥sforo. Estos minerales se obtienen mejor comiendo alimentos l√°cteos.

La leche y los productos l√°cteos son excelentes fuentes de calcio; elije aquellos que sean bajos az√ļcar.

Si no tomas leche o no comes productos lácteos como el queso y el yogur, elije otros productos ricos en calcio. Consulta a al médico o a un dietista para obtener consejos; pueden recomendarte suplementos de calcio.

La ingesta diaria recomendada de calcio para una mujer (+18) embarazada o que amamanta es de 1,000 mg. La ingesta diaria recomendada de calcio para las adolescentes (-18) que est√°n embarazadas o amamantando es de entre 1,000mg-1,300mg.

Pasar bacterias que causan caries al bebé

Los bebés nacen sin bacterias que causan caries (gérmenes) en la boca. Todos, excepto los recién nacidos, tenemos diferentes niveles de bacterias causantes de caries. Las bacterias se transmiten de persona a persona.

Las bacterias que causan la decoloración se transmiten al bebé por sus cuidadores y familiares a través de, por ejemplo, el uso de la misma cuchara cuando comen o al limpiar el chupete en su propia boca. Los dientes de un bebé están en riesgo de estas bacterias desde el momento en que aparecen los dientes por primera vez.

Los cuidadores, especialmente las madres, pueden reducir la cantidad de bacterias que pasan a sus bebés al mantener sus propios dientes y boca sanos. Recuerda cepillarte los dientes después de cada comida y antes de acostarte, usa hilo dental con regularidad, elije alimentos saludables, limita la frecuencia con que comes alimentos azucarados y visita al dentista con regularidad.

¬ŅC√≥mo puedo prevenir los problemas dentales?

Los siguientes consejos te ayudar√°n a reducir los problemas dentales durante el embarazo.

  1. Cep√≠llate los dientes al menos dos veces al d√≠a e, idealmente, despu√©s de cada comida o tentempi√©. Utiliza una peque√Īa cantidad de pasta de dientes (del tama√Īo de un guisante) que contenga fl√ļor y cep√≠llate durante al menos 2 minutos. Cuando hayas terminado, escupe la pasta de dientes, pero no te enjuagues la boca. Ten especial cuidado al cepillar la zona de los dientes a lo largo de la l√≠nea de las enc√≠as.
  2. Utiliza el hilo dental al menos una vez al día. Esto elimina la placa bacteriana de entre los dientes.
  3. Evita los enjuagues bucales que contengan alcohol. Puedes utilizar un enjuague bucal con fl√ļor para reducir el riesgo de caries. Es importante escupir el enjuague bucal y no tragarlo.
  4. Aseg√ļrate de consumir alimentos ricos en calcio, vitaminas A, C y D, prote√≠nas y f√≥sforo. Las multivitaminas prenatales pueden utilizarse para satisfacer sus necesidades diet√©ticas.
  5. Reduce el consumo de alimentos con az√ļcar a√Īadido, ya que favorecen el desarrollo de la placa bacteriana. Tambi√©n hay que evitar los alimentos pegajosos. En su lugar, elige tentempi√©s como frutas y verduras frescas, frutos secos y productos l√°cteos.
  6. Cuando consumas l√≠quidos azucarados, como zumos, leche o refrescos, procura tomarlos con las comidas y no beberlos a sorbos durante mucho tiempo. Esto reducir√° la exposici√≥n de tus dientes al az√ļcar y dar√° a la saliva la oportunidad de desempe√Īar su funci√≥n remineralizadora.
  7. Visita a tu dentista regularmente. Es importante que le digas que est√°s embarazada. Una visita en el primer trimestre permite realizar una limpieza de los dientes.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.