precauciones medicamentos

La mayoría de las mujeres embarazadas tendrán que decidir en algún momento de su embarazo si utilizan medicamentos. De hecho, 9 de cada 10 mujeres afirman haber tomado al menos un tipo de medicamento durante el embarazo.

Sin embargo, las mujeres embarazadas deben tener cuidado con el uso de medicamentos, incluidos los de venta libre, y productos naturales, ya que algunos pueden afectar al desarrollo del bebé o a la evolución del embarazo.

Medicamentos de venta con y sin receta médica

¿Debo evitarlos? Algunos sí, otros no. Hay muchos medicamentos que deberías evitar durante el embarazo. Asegúrate de preguntarle a tu médico qué medicamentos de venta con y sin receta puedes tomar, aunque se trate de medicamentos de uso habitual.

¿Cuáles son los riesgos para el bebé? 

Incluso algunos medicamentos de venta sin receta que suelen ser seguros cuando no se está embarazada están terminantemente prohibidos durante el embarazo por sus posibles efectos sobre el bebé. Algunos medicamentos de venta con receta también pueden ser nocivos para el feto en proceso de desarrollo. (El tipo de daño o lesión sobre el feto y el alcance del mismo dependerán del tipo de medicación). Algunos aumentan el riesgo de defectos de nacimiento, problemas de desarrollo, abortos o partos prematuros.

Asimismo, por inocuos que puedan parecer, algunos remedios naturales, plantas medicinales y los suplementos alimenticios podrían ser nocivos para el bebé. (Consulta siempre con el médico).

Además, hay que tener en cuenta ciertos factores a la hora de determinar la seguridad de un medicamento:

  • el número de semanas completas de embarazo
  • la dosis de medicamento utilizada
  • el estado de salud de la madre
  • otros medicamentos que está tomando.

Dado que hay muchas cosas que pueden afectar a la seguridad de un medicamento, lo mejor es hablar con un médico o un farmacéutico para determinar si es seguro utilizar un medicamento concreto, ya sea con receta o sin ella.

*** La información en Internet no siempre es fiable. Siempre es mejor consultar a un profesional de la salud cuando se trata de medicamentos y productos naturales.

¿Qué puedo hacer al respecto? 

Para asegurarte de que no tomas nada que podría exponer al bebé a riesgos innecesarios, habla con tu médico sobre:

  • Cualquier fármaco que hayas estado tomando hasta ahora y pregúntele si es seguro que lo sigas tomando durante el embarazo
  • Cualquier cosa que te preocupe sobre remedios naturales, plantas medicinales, suplementos alimenticios y vitaminas.

Asimismo, informa a otros profesionales de la salud que te traten sobre tu embarazo, para que lo tengan en cuenta a la hora de recomendarte medicamentos y/o tratamientos. Si tienes que tomar regularmente algún medicamento para tratar alguna enfermedad o trastorno de carácter crónico, pregúntale a tu médico si puedes o debes seguir tomándolo durante el embarazo. Solo él podrá evaluar los riesgos y beneficios potenciales de continuar o interrumpir el tratamiento.

Si enfermas (por ejemplo, contraes un resfriado) o tienes síntomas molestos o dolorosos (por ejemplo, dolor de cabeza) durante el embarazo, pregúntale a tu médico qué medicamentos puedes tomar y/o o qué tratamientos alternativos pueden ayudarte a encontrarte mejor sin necesidad de medicarse.

lista nacimiento

¿Qué ocurre si necesitas tomar medicación y estás embarazada o quieres quedarte embarazada?

Muchas mujeres embarazadas pueden necesitar un tratamiento farmacéutico durante el embarazo.

  • Algunas mujeres padecen enfermedades crónicas y necesitan tomar medicamentos para mantenerse sanas (por ejemplo, diabetes o epilepsia).
  • Algunos problemas pueden desencadenarse durante el embarazo y requerir tratamiento (por ejemplo, depresión, náuseas y vómitos graves).
  • Algunas mujeres pueden necesitar medicación para aliviar ciertas enfermedades o molestias (por ejemplo, dolores de cabeza, congestión nasal, infecciones).

Sea cual sea el motivo, lo primero que hay que hacer es hablar con un profesional de la salud para determinar qué medicamentos, incluidos los de venta libre, son adecuados para tu situación.

Al principio del embarazo, haz una lista de todos los medicamentos y productos naturales que utilizas, y coméntalo con tu médico.
Si está enferma o tienes alguna molestia, no dejes que tu salud se deteriore. Habla con tu médico y él te recetará la medicación adecuada.
Es muy importante no dejar de tomar un medicamento de forma repentina y sin hablar con tu médico. En algunos casos, los síntomas de la enfermedad pueden ser más peligrosos que la medicación.

¿Son seguros los productos naturales para la salud durante el embarazo?

Los productos naturales para la salud incluyen :

  • vitaminas y minerales.
  • Hierbas medicinales.
  • Homeopatía.
  • Remedios tradicionales.
  • Probióticos.
  • Ácidos grasos esenciales.

Que un producto sea natural no significa que sea seguro. De hecho, algunas hierbas contienen sustancias medicinales que pueden causar efectos secundarios. Además, en algunos productos, como los comprimidos o las tinturas, las hierbas pueden estar mucho más concentradas de lo que normalmente se encuentra en la naturaleza. Hay poca información sobre la exposición a estas concentraciones durante el embarazo.

Además, algunos productos seguros pueden resultar peligrosos si se toman en cantidades demasiado grandes o durante un periodo de tiempo demasiado largo. Por último, si se toman con otros medicamentos, pueden aumentar o disminuir el efecto de la medicación, o incluso causar efectos secundarios peligrosos.

Consultar a un médico o farmacéutico antes de tomar cualquier producto natural para la salud.

Vacunas y embarazo

En caso de necesitar vacunarte durante el embarazo, sólo estará indicado algún tipo de vacunas, siempre que el riesgo de contraer la enfermedad sea muy alto y si la enfermedad puede resultar grave para ti y el bebé, además debe estar demostrado que la vacuna no va a perjudicar al bebé y si es posible se administrará a partir del segundo trimestre de gestación. â‡’ Â¿Qué vacunas debo ponerme durante el Embarazo?

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Compártelo con tus amigos