Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Aunque no siempre hay señales que lo avisan, algunas de las siguientes puede ponernos “en guardia”, y hacer necesaria la evaluación por un especialista:

sintomas-parto-prematuro

Contracciones (el abdomen se pone duro) cada 10 minutos o con más frecuencia, cerca de una hora.

Cambio en el flujo vaginal (pérdida de líquido o sangrado de la vagina).

• Alguno de los siguientes síntomas, si no desaparecen o empeoran en una hora:

  • Presión en la pelvis (siente que el bebé está empujando hacia abajo).
  • Dolor leve o sordo en la parte inferior de la espalda.
  • Cólicos o dolores como si tuviera la menstruación.
  • Retortijones abdominales con o sin diarrea.

Si los síntomas mejoran o desaparecen, es recomendable descansar el resto del día.

¿Qué se debe hacer?

Debe ir al hospital sin perder tiempo si piensa que está ante un parto prematuro o tiene alguna de las anteriores señales. En el hospital se realizarán los exámenes oportunos y si el médico piensa que tiene riesgo de parto prematuro, la embarazada quedará ingresada para administrar el tratamiento más adecuado (reposo, y según la circunstancia, medicación para detener las contracciones o antibiótico o ambos, muchas veces por vía intravenosa “en el suero”).

Si la gestación es de menos de 35 semanas es posible que se le administre una medicación (corticoides) para acelerar la madurez de los órganos del bebé.

¿Se puede detener siempre el parto pretérmino?

No, aún haciendo en el hospital todo lo que se sabe que es más adecuado.

Dependerá de cada caso particular, pero es importante acudir al hospital cuando todavía se está en una fase inicial del parto prematuro, pues así habrá más posibilidades de retrasar el parto o de tomar las medidas oportunas para disminuir las posibles consecuencias del mismo.

Fuente: MadridSalud

Volver