Sexto mes de embarazo

Segundo trimestre de embarazo. El sexto mes de embarazo abarca desde la semana 23 hasta la 26.

¡Qué orgullosa estás de tu redonda barriga cuando caminas por la calle! Agradeces que te den un asiento en el autobús, que te pregunten si es niño o niña,... Pero admítelo, en este sexto mes de embarazo, tu barriga también empieza a pesar.

Este mes el feto pesará entre 800 gramos y un kilo y medirá unos 32 cm. Sus órganos vitales están bastante maduros, menos los pulmones, que aún no le permitirían vivir fuera del útero.

Sus ojos son muy prominentes y se distinguen muy bien las cejas y los párpados. Ya tienen uñas en manos y pies.

A partir de la semana 24 de embarazo el feto responde al ruido fuerte y a la música y se calma con la voz de su madre. Cuando estés relajada o descansando apreciarás lo activo y enérgico que se puede mostrar el bebé. Tu bebé cambia de posición muy a menudo ya que le sobra espacio. Y sentirás sus empujones en los laterales y parte superior del vientre y cerca del pubis.

El feto puede distinguir los sabores, pues como sabes el feto traga pequeña cantidades del líquido amniótico, y cuando se ha añadido una sustancia dulce al líquido se ha visto que deglute más rápido. También se ha comprobado que el feto es sensible a los cambios de temperatura.

Las contracciones "falsas" o de ensayo, conocidas como de Braxton Hicks y que se producen durante todo el embarazo, comienzan a ser más fuertes hacia finales del segundo trimestre.

El útero ya no te cabe en la pelvis y empuja la pared abdominal anterior desplazando los intestinos. Y poco a poco irá alcanzando el higado y el diafragma, al que eleva 4 cm. Es posible que notes los pezones más sensibles, debido a la producción de prolactina, hormona que estimula la producción de leche.

Si estás sufriendo insomnio en el embarazo puedes tomar infusiones de valeriana, azahar o melisa. Pon atención al cuidado de tus dientes. Usa calzado cómodo y de tacón bajo. Si tienes calambres, date un masaje suave, camina o sumerge las piernas en agua templada.

lista nacimiento

Controla tu anemia

Tu bebé crece cada día más rápido. Esta multiplicación celular requiere mucho oxígeno y mucho hierro, porque tu bebé está fabricando constantemente glóbulos rojos. La dieta te proporciona una cierta cantidad de hierro y el resto lo toma de tus reservas. Si te sientes cansada, sin aliento, pálida o mareada, habla con tu médico. Pero para evitarlo, recuerda comer carne, lentejas, frutos secos, yemas de huevo o chocolate.

¿Se puede seguir haciendo deporte?

Ahora que tu barriga empieza a redondearse, te preguntas si es buena idea seguir haciendo deporte. No te preocupes, mientras te lo tomes con calma, es una excelente manera de prepararte para el parto. Por supuesto, no se trata de escalar una montaña ni de hacer una competición de trampolín. Opta por un deporte más tranquilo pero igual de eficaz para trabajar la respiración, como la natación (que aliviará tu espalda), el baile o el senderismo.

Control médico

Esta visita, que tiene lugar al principio del sexto mes, permite controlar el crecimiento del bebé y la evolución del embarazo. Como en cada visita, el programa incluye la medición del peso, la presión arterial, la medición de la altura del útero y un examen vaginal. Los "sonidos del corazón" de tu bebé deben ser regulares y estar en torno a los 120 latidos por minuto. Debes aprovechar esta visita para hablar de cualquier problema que tengas: insomnio, estreñimiento, etc.

Primeras contracciones... no hay que asustarse

¿Tu vientre se endurece de repente y luego se afloja? No te asustes, estas primeras contracciones son habituales en esta etapa del embarazo. Tu útero también se está preparando para el gran día. Para aliviarte, túmbate con las piernas flexionadas y las manos en el estómago, debería pasar. Sin embargo, si estas contracciones son demasiado frecuentes o duran demasiado, habla con tu médico.

¿Es posible dormir bien?

El insomnio es bastante común en esta etapa del embarazo. Tu bebé se mueve mucho y no necesariamente quiere dormir al mismo tiempo que tú. También puede sufrir calambres y encontrar una posición cómoda para dormir no es tan fácil. He aquí algunos consejos: tomar una comida ligera por la noche para evitar una digestión difícil, evitar beber té o café después de las 16 horas y hacer algunos ejercicios de relajación antes de acostarte. Recuerda también que no debes hacer siestas largas. Si el insomnio persiste, consulta a tu médico, pero nunca tomes pastillas para dormir.

Algunas compras

Seguro que ya te has enamorado de un body rosa o azul o de unas zapatillas para recién nacidos. Pronto llegará el momento de pensar en hacer algunas compras para el vestuario de tu bebé. Si empiezas ahora, podrás repartir tus gastos a lo largo de las semanas y no tendrás que ir de compras cuando estés más avanzada y cansada. Piensa en ponerte en contacto con madres, que a menudo buscan revender la ropa apenas usada de su bebé. Un último consejo: no compres demasiada ropa pequeña porque tu bebé crecerá rápidamente.

⇒ Los más vendidos en Ropa para bebés

⇒ Prepara tu lista de nacimiento

🔆 Séptimo mes de embarazo

También te interesa leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.