¿Cómo practicar el autocuidado durante el embarazo?

El embarazo puede ser un torbellino de emociones. El agotamiento y el cansancio, los dolores, las sensaciones corporales desconocidas y la ansiedad o la preocupación por el parto inminente pueden hacer que las madres nos sintamos un poco desorientadas. Aunque es habitual centrarse por completo en la protección del bebé a medida que crece, también es importante cuidar de ti misma. A continuación, te ofrecemos algunas ventajas rápidas y sencillas para practicar el autocuidado durante el embarazo:

Come bien: aunque durante el primer trimestre las náuseas matutinas pueden hacer estragos en tu apetito, es importante que comas bien durante el embarazo, no solo para alimentar a tu bebé, sino también para reducir el riesgo de anemia por falta de hierro, que puede hacerte sentir cansada y débil. Debes procurar llevar una dieta equilibrada con frutas y verduras frescas, así como alimentos ricos en vitamina D, vitamina C y hierro, para asegurarte de reforzar tus niveles de energía y tu sistema inmunitario. También es importante mantenerte hidratada, bebiendo mucho líquido (idealmente agua) a lo largo del día.

Ejercicio - Cuando te sientas cansada o con náuseas, la perspectiva de hacer ejercicio durante el embarazo puede parecer contraproducente, pero salir a dar una vuelta rápida a la manzana no sólo puede mejorar tu estado de ánimo, sino que estimula la producción de melatonina, que te ayuda a desconectar y a relajarte más fácilmente cuando llega la hora de acostarte. El aire fresco y el ejercicio pueden ser una forma estupenda de reducir la ansiedad y aumentar los niveles de vitamina D.

lista nacimiento

Desconectar - Durante el embarazo, es importante descansar mucho y, por muy tentador que sea, consultar las redes sociales cuando te despiertes para ir al baño en mitad de la noche; la pantalla azul puede dificultar tus esfuerzos por conseguir un sueño reparador. Ahora más que nunca, las noticias de última hora, el alarmismo y las noticias falsas en las redes sociales también pueden aumentar tu ansiedad y hacerte sentir preocupada o estresada. Tómate un tiempo para desconectar, deja el teléfono apagado y fuera de la habitación por la noche y lee un libro o escucha una meditación guiada. Créeme, te sentirás mejor. â‡’ Cómo combatir el insomnio en el embarazo

Mímate - Tanto si te pintas las uñas, como si te frotas una loción en la panza o te das un baño relajante, dedicarte un poco de tiempo a ti misma es una forma estupenda de calmar y aliviar tus músculos si te sientes cansada. Mantener la piel limpia e hidratada también puede ser de gran ayuda si el vientre te pica o está seco, además de ayudar a prevenir o reducir la visibilidad de las estrías.

Descanso - Durante el embarazo, no hay absolutamente nada de malo en echarse una siesta a mitad del día si sientes que lo necesitas. De hecho, ¡aprovecha la oportunidad! Cuando llegue el bebé, esas mañanas de domingo en las que ves la televisión en la cama o desayunar tranquilamente con tu pareja pueden volverse un poco más agitadas. Aprovéchalas mientras puedas.

Permanece conectada con los tuyos: Es importante que te asegures de contar con una sólida red de apoyo social, que no solo puede evitar que te sientas sola o aislada, sino que también es excelente para tu salud mental. Únete a grupos de embarazadas o de padres, foros en Internet y aprovecha las videollamadas con amigos y familiares. Es estupendo recordar que no estás sola y que tus amigos y familiares están a sólo una llamada de distancia.

Di que no - Por último, recuerda que si no te apetece salir con tus amigos o prefieres pedir comida para llevar en lugar de arreglarte y comer fuera, no hay que avergonzarse por decir que no. Por otro lado, no hay una forma correcta o incorrecta de sentirse durante el embarazo, así que si te sientes cómoda y quieres salir de casa un rato, haz lo que te parezca mejor.

La frase "bebé feliz, mamá feliz" también se aplica al embarazo; así que, independientemente de cómo te cuides durante el mismo, asegúrate de dedicar aunque sea unos minutos al día a practicar un poco de autocuidado y a cuidar de tu bienestar físico y mental.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Compártelo con tus amigos