Síndrome de hiperestimulación ovárica: Causas y tratamiento

El s√≠ndrome de hiperestimulaci√≥n ov√°rica (SHO) es un efecto secundario de los medicamentos hormonales que se toman para estimular los ovarios para que produzcan un gran n√ļmero de √≥vulos en las mujeres que se someten a fecundaci√≥n in vitro (FIV), inducci√≥n de la ovulaci√≥n o inseminaci√≥n artificial. El s√≠ndrome de hiperestimulaci√≥n ov√°rica suele estar provocado por dosis elevadas de medicamentos hormonales inyectables, pero tambi√©n puede ser causado ocasionalmente por medicamentos orales. A veces incluso puede producirse de forma espont√°nea, aunque es poco frecuente.

S√≠ntomas S√≠ndrome de hiperestimulaci√≥n ov√°rica

El síndrome de hiperestimulación ovárica se traduce en ovarios hinchados y dolorosos. Además, el síndrome de hiperestimulación ovárica de leve a moderada puede dar lugar a síntomas como los siguientes:

  • Dolor abdominal de leve a moderado.
  • Diarrea.
  • N√°useas y/o v√≥mitos de leves a moderados.
  • Aumento repentino de peso de hasta 3 kilos.
  • Hinchaz√≥n abdominal o aumento del tama√Īo de la cintura.

El síndrome de hiperestimulación ovárica grave puede dar lugar a síntomas como:

  • Dificultad para respirar.
  • Aumento r√°pido de peso de hasta 15 a 20 kilogramos.
  • N√°useas y v√≥mitos graves y persistentes.
  • Dolor abdominal intenso.
  • Reducci√≥n de la frecuencia de la micci√≥n.
  • Abdomen tenso o agrandado.

Debes acudir a tu médico si sospechas que tienes el síndrome de hiperestimulación ovárica, aunque los síntomas parezcan ser bastante leves. Si tienes dolores en las piernas o dificultad para respirar, debes buscar atención médica de inmediato.

Aunque la causa específica del síndrome de hiperestimulación ovárica no se conoce del todo, uno de los principales factores que contribuyen a él parece ser los altos niveles de gonadotropina coriónica humana (HCG), una hormona que se produce de forma natural en el embarazo pero que también se administra como desencadenante en los tratamientos de fertilidad para que los folículos maduros del ovario liberen un óvulo cada uno. Los vasos sanguíneos de los ovarios reaccionan de forma anormal a la HCG y comienzan a perder líquido. Este líquido hincha los ovarios y, en ocasiones, penetra en el abdomen en grandes cantidades. El síndrome de hiperestimulación ovárica suele producirse en la semana siguiente a la inyección de HCG y, si te quedas embarazada gracias al tratamiento de fertilidad, el síndrome de hiperestimulación ovárica puede empeorar a medida que tu cuerpo comienza a producir su propia HCG adicional.

¬ŅQui√©n est√° en riesgo?

Las mujeres con mayor riesgo de padecer el síndrome de hiperestimulación ovárica presentan uno o varios de los siguientes factores de riesgo:

  • Bajo peso corporal.
  • Menos de 30 a√Īos de edad.
  • Gran n√ļmero de fol√≠culos.
  • Episodios previos de SHO.
  • Niveles de estradiol (estr√≥geno) elevados o en fuerte aumento antes de la administraci√≥n de la inyecci√≥n de HCG.
  • S√≠ndrome de ovario poliqu√≠stico (SOP).

Complicaciones

El síndrome de hiperestimulación ovárica grave puede provocar complicaciones potencialmente mortales en aproximadamente el 1 ó 2% de las mujeres que se someten a la hiperestimulación ovárica, como por ejemplo.

  • P√©rdida del embarazo (por aborto espont√°neo o por aborto necesario debido a complicaciones).
  • Insuficiencia renal.
  • Alteraciones electrol√≠ticas (como el sodio o el potasio).
  • Ruptura de un quiste en el ovario que puede provocar una hemorragia grave.
  • Torsi√≥n de un ovario (torsi√≥n ov√°rica).

Prevención

Para prevenir el s√≠ndrome de hiperestimulaci√≥n ov√°rica, el m√©dico debe individualizar el plan de tratamiento y controlarlo cuidadosamente durante todo el ciclo de tratamiento. El seguimiento debe incluir ecograf√≠as frecuentes para comprobar el tama√Īo y el n√ļmero de fol√≠culos y an√°lisis de sangre para comprobar los niveles hormonales.

Algunas estrategias utilizadas para evitar el síndrome de hiperestimulación ovárica son:

  • Reducir o ajustar la dosis de tratamiento.
  • Administrar metformina a las mujeres con SOP durante el ciclo de tratamiento.
  • La limitaci√≥n de la dosis, por la que la paciente espera unos d√≠as m√°s para recibir el desencadenante de la HCG debido a que los niveles de estr√≥geno son elevados o a que hay un gran n√ļmero de fol√≠culos en desarrollo.
  • Utilizar un tipo de medicaci√≥n diferente a la HCG.
  • Congelar todos los embriones, si se realiza un ciclo de FIV, y transferirlos en otro ciclo de tratamiento, ya sea un ciclo menstrual natural o uno en el que se utilicen estr√≥genos para engrosar el revestimiento uterino.

Tratamientos

Sin tratamiento, el síndrome de hiperestimulación ovárica suele resolverse en una semana si está causado por la medicación, o en dos o más semanas si está causado por el embarazo. El tratamiento del síndrome de hiperestimulación ovárica tiene por objeto aliviar los síntomas y reducir la actividad ovárica.

El síndrome de hiperestimulación ovárica leve no suele requerir tratamiento y el tratamiento del síndrome de hiperestimulación ovárica moderado puede incluir:

  • Medicamentos contra las n√°useas.
  • Analg√©sicos recetados.
  • Drenaje del exceso de l√≠quido abdominal.
  • Ingesta adecuada de l√≠quidos.

Las pacientes con síndrome de hiperestimulación ovárica moderada también deben someterse a exámenes físicos y ecografías frecuentes, así como a pesajes y mediciones de cintura diarias para comprobar si se producen grandes cambios de peso. También se realizan análisis de sangre para controlar problemas como la deshidratación y el desequilibrio electrolítico y se mide la cantidad de orina diaria. Además, se deben llevar medias de soporte para evitar la formación de coágulos.

Si el s√≠ndrome de hiperestimulaci√≥n ov√°rica es grave, es posible que tengas que ingresar en el hospital para ser vigilada de cerca y someterte a un tratamiento m√°s agresivo, como la administraci√≥n de l√≠quidos por v√≠a intravenosa. La actividad ov√°rica puede suprimirse con un tipo de medicaci√≥n llamada antagonistas de la hormona liberadora de gonadotropina y se pueden administrar anticoagulantes para reducir el riesgo de desarrollar un co√°gulo de sangre. Ocasionalmente es necesario intervenir quir√ļrgicamente en caso de rotura de un quiste ov√°rico o puede ser necesario someterte a cuidados intensivos si tienes complicaciones hep√°ticas o pulmonares.

Tambi√©n puede interesarte leer: 

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comp√°rtelo con tus amigos