Información detallada y consejos útiles para que puedas entender mucho mejor el proceso del parto y las opciones de que dispones.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

desarrollo parto 

Antes de empezar con el trabajo de parto se presentan algunos signos que indican que el momento del parto se acerca. Estos pueden ser:

  • Expulsión del tapón mucoso (se trata de un moco protector que será eliminado por la vagina algunos días o incluso semanas antes del parto).
  • Contracciones irregulares
  • útero o abdomen bajo
  • Rotura de bolsa

Uno de los primeros signos de que comienza el parto es la aparición de contracciones que en muchas ocasiones va acompañado de la rotura de la bolsa.

La bolsa de consistencia elástica y transparente permite al bebé crecer con espacio para moverse. Además lo protege de infecciones y cuando llega el parto ayuda por presión, en los primeros centímetros de dilatación. La bolsa puede romperse antes de la fecha prevista para el parto y será el médico el que controle y ponga las pautas adecuadas según las semanas de embarazo.

Los bebés pueden venir colocados de diversas formas:

Según como esté colocado se desarrollará el parto.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

sentir contracciones

Una pregunta muy habitual entre las mamás primerizas es sobre cómo se sienten las contracciones.

Gracias a las contracciones el cuerpo de la mujer se prepara para que pueda tener a su bebé de la forma más natural posible.

Por lo general muchas mujeres dicen que sienten como una ola de calambres que de forma más o menos rítmica y con más intensidad, les recuerda a los cólicos de la regla. El útero se contrae de arriba a abajo, todo el vientre se pone duro y suele elevarse hacia afuera. El tacto es muy tenso y no hay zonas blandas. Independientemente pueden sentirse punzadas hacia la espalda, la zona lumbar, las cadera o la pelvis.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Cómo Afrontar el Temor al Parto

El proceso del parto es diferente para cada mujer, incluso si ha tenido otros embarazos.

En el parto influyen los cambios físicos, el trato que reciba la futura madre del personal sanitario que la atienda y también la forma de ser de la mujer. Ya que en muchos casos la ansiedad, los nervios y miedos pueden llegar a ensombrecer esta etapa tan especial. Produciendo taquicardias, aumento de la presión arterial, tensión muscular y otras anomalías que pueden entorpecer el parto.

Cuando tienes miedo se provoca un estado de alerta en el cuerpo y hace que pongas en tensión los músculos. Esto provoca dolor, a más miedo, más tensión y más dolor. Si no rompes esa espiral es muy probable que acabes perdiendo el control.

La manera más adecuada de enfrentar la ansiedad por el parto, es conocer bien su mecánica, las fases, que sensaciones se pueden tener, cómo respirar, cómo relajarse y cómo concentrase. Por esto, es muy importante acudir a la clases de preparación al parto, donde además de recibir información y charlas reforzadas con medios audiovisuales, podrás compartir en primera persona tus miedos con otras mujeres que están viviendo la misma etapa que tú.

Para controlar la tensión y el dolor se usan técnicas de relajación, respiración y ejercicios. Debes aprenderlas y practicarlas con frecuencia para adquirir la destreza y dominio de las mismas. Por supuesto, cada mujer es diferente y en muchas ocasiones estas técnicas no serán suficientes para controlar el dolor  de las contracciones, y, en esos casos, podrá recurrir a la analgesia o anestesia epidural.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

posiciones bebe

La mayor parte de los bebés nacen en posición cefálica (cabeza abajo) y con la cara hacia la espalda de su madre, esto permite que el paso a través del canal de parto sea más fácil. Esta posición se llama occipitoanterior.

Pero algunos bebés toman otras posiciones que a veces dificultan el parto, y hace necesario recibir una atención especial.

Posición de nalgas

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

cordon enrollado

Que el cordón umbilical se enrede es algo que pasa frecuentemente y en la mayor parte de los casos, no supone ningún peligro.

A lo largo del embarazo el cordón puede enredarse en diferentes partes del cuerpo del bebé, el cuello, la pierna, etc. Esto no significa que el parto tenga que ser por cesárea. El parto, en general, suele ser vaginal.

En la mayor parte de los casos, el cordón umbilical se encuentra muy flojo cuando está enredado en el cuello, así que el médico para desenredarlo pone el dedo entre el cuello y el cordón nada más salir la cabeza del bebé.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

sobrellevar parto

Puedes ayudar en el progreso de tu parto de la siguiente manera.

1. Permanece de pie y fuera de la cama tanto como te sea posible.

Manteniéndote de pie puedes ayudar a acortar el parto ayudando al útero (matriz) a que se contraiga mejor. El mantenerte de pie puede favorecer que la cabeza del bebé esté en un mejor ángulo para que descienda por la pelvis. Si estás de pie, el útero no tiene que esforzarse tanto y podrás sentirte menos incomoda. ¡La gravedad estará a tu favor y te ayudará en el nacimiento del bebé!

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

cuando ir hospital

Un mes o incluso dos antes de la fecha estimada para el parto, debes preguntarle al médico o matrona, qué debes hacer cuando sientas los primeros síntomas del parto. Infórmate bien sobre cuándo es el momento indicado para ir al hospital, lo que tienes que llevar (documento de identidad, cartilla del embarazo, tarjeta sanitaria, lo que necesitas para ti y el bebé) y lo qué tienes que hacer en ese momento. Apunta esta información para cuando la necesites.

La mayoría de los médicos y matronas aconsejan a las madres primerizas que acudan al hospital cuando empiecen a sentir las contracciones cada 5 minutos (utilizando un reloj) por un período de 30 minutos. Debes contar las contracciones desde el momento que sientas la primera contracción hasta cuando sientas la segunda. Si las contracciones son cada vez más fuertes y el tiempo que transcurre entre una y la otra se reduce, es la hora de ir al hospital.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

silla parto vertical

La silla para parto vertical (Relaxbirth) de origen finlandés que ya se ha empezado a usar en España.

La impulsadora de esta silla es la matrona Marketta Pessinen.

Lleva varios años usándose en Finlandia y probándose en Canadá y Estados Unidos.

Algunos hospitales privados ya la usan, para dar la posibilidad a la embarazada de tener un parto vertical.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

parto monitorizacion

Monitorización fetal electrónica

Durante el parto el útero se contrae quedando reducido el flujo de sangre que pasa a través de la placenta. Por lo general, los bebés no tienen problemas ante esto, pero cuando se da el caso de que el bebé sufre alguna alteración o se pone en peligro, existen cambios en su frecuencia cardiaca.

La monitorización fetal electrónica es usada para registrar la frecuencia cardiaca del bebé durante todo el parto. En caso de que la madre tenga problemas que puedan poner el peligro al bebé, también se monitorizará al feto antes de iniciar el parto.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Uso de Fórceps o Ventosa en el Parto

Los fórceps son una especie de tenazas que se usan para ayudar al bebé a salir de la vagina cuando el parto no progresa adecuadamente o si hay signos de que el bebé está sufriendo.

Los fórceps se utilizan cuando:

Volver