Información detallada y consejos útiles para que puedas conocer mucho mejor el proceso del parto y postparto y las opciones de que dispones.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

cuarentena puerperio

Una vez pasa el parto el cuerpo se va recuperando poco a poco y se van produciendo una serie de cambios. A este periodo se le llama puerperio (cuarentena) y dura unas seis semanas.

Después del parto te sentirás cansada y necesitarás dormir. También es probable que notes molestias por los puntos en el periné, sangrados o los llamados entuertos (contracciones uterinas).

Durante las primeras horas te vigilarán la tensión arterial, el pulso, la temperatura, las contracciones del útero y vigilarán por si aparece hemorragia.  Es necesario que muevas las piernas cuanto antes para evitar problemas circulatorios.

Orinar lo antes posible es fundamental para favorecer la contracción del útero y evitar hemorragias. Así que el personal que te atiende te pedirá que te levantes desde que hayas descansado un poco para que te muevas y vayas al baño. Al principio suelen ser habituales los mareos, así que ve acompañada.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

fecha probable parto 

Fecha Probable de Parto

Aquí te podrás hacer una idea aproximada de la fecha en qué nacerá tu bebé

Última vez que tuviste el periodo / menstruación

Enero

Primer día última regla - Fecha Prevista de Parto (FPP)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

recurrir parto cesarea

Cuando se realiza un parto por cesárea, las incisiones se hacen en las paredes abdominales y uterinas. Hay dos procedimientos. La incisión longitudinal (que consiste en cortar de arriba hacia abajo desde el ombligo hacia el pubis) no es utilizada hoy en día a no ser que se trate de un caso de emergencia, o si ya existiera una incisión longitudinal anterior. La incisión más común es la segmentaria baja o "bikini". Que se realiza horizontalmente por encima de la línea del vello púbico. En este caso, la herida sana mejor y la cicatriz será menos visible.

La incisión del útero también puede ser horizontal o vertical. La más utilizada es la primera ya que produce menos hemorragia y porque la posibilidad de tener un parto vaginal en futuros partos mejora.

Algunos riesgos de la Cesárea

  • Puede aumentar el riesgo de hemorragia interna.
  • Infecciones
  • Requiere más tiempo de ingreso en el hospital que el parto vaginal.
  • Requiere más tiempo de recuperación
  • Puede ocurrir que el bebé no expulse bien el líquido acumulado en sus pulmones y pueda ocasionarle algún problema respiratorio. En un parto vaginal el bebé expulsa el líquido cuando desciende por el canal del parto. Cuando se hace una cesárea suele eliminarlo unas horas después del nacimiento. Los problemas surgirían en caso de no hacerlo.

¿Qué pasa cuando se ha tenido un parto por cesárea anteriormente?

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

cuidados cesarea episiotomia

Es normal que aunque la mujer haya mantenido su periné integro durante el parto note algunas molestias ocasionales como un poco de dolor, pesadez o picor.

Las lesiones o heridas dependerán de si ha sido un parto vaginal o una cesárea.

Aquí te damos algunos consejos sobre cómo cuidar la herida causada por una episiotomía o por una cesárea.

¿Qué es la episiotomía y cuándo se realiza?

Se trata de un pequeño corte que se realiza para ensanchar el canal del parto y de esta forma facilitar la salida del bebé. Se usa cuando se presentan dificultades en la última fase del parto.

La herida debe cicatrizarse al cabo de diez días.

¿Cómo cuidar la zona?

Se debe limpiar la herida con productos desinfectantes y antibacterianos o lo que recomiende el médico, para evitar la aparición de gérmenes. Hay que secar la piel con cuidado y sin frotar. Para proteger la zona usa compresas especiales para el posparto (hechas de algodón y sin plástico) y ropa interior adecuada, evita los encajes y tangas y usa prendas de algodón para que la herida transpire y se cicatrice más rápido.

Si al sentarte sientes molestias puedes usar una toalla mullida, un cojín o un flotador hinchado.

Cuando la herida es más complicada por lesiones mayores o cuando la episiotomía daña también la mucosa anal, se debe limpiar la herida de forma adecuada, seguir una dieta ligera y cumplir con las indicaciones que dé el médico.

Es normal sentir un ligero dolor, pero se debe consultar con el médico, si empieza a doler más, si se hincha o si se abre la herida y expulsa pus.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

desarrollo parto 

Antes de empezar con el trabajo de parto se presentan algunos signos que indican que el momento del parto se acerca. Estos pueden ser:

  • Expulsión del tapón mucoso (se trata de un moco protector que será eliminado por la vagina algunos días o incluso semanas antes del parto).
  • Contracciones irregulares
  • útero o abdomen bajo
  • Rotura de bolsa

Uno de los primeros signos de que comienza el parto es la aparición de contracciones que en muchas ocasiones va acompañado de la rotura de la bolsa.

La bolsa de consistencia elástica y transparente permite al bebé crecer con espacio para moverse. Además lo protege de infecciones y cuando llega el parto ayuda por presión, en los primeros centímetros de dilatación. La bolsa puede romperse antes de la fecha prevista para el parto y será el médico el que controle y ponga las pautas adecuadas según las semanas de embarazo.

Los bebés pueden venir colocados de diversas formas:

Según como esté colocado se desarrollará el parto.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Cómo Afrontar el Temor al Parto

El proceso del parto es diferente para cada mujer, incluso si ha tenido otros embarazos.

En el parto influyen los cambios físicos, el trato que reciba la futura madre del personal sanitario que la atienda y también la forma de ser de la mujer. Ya que en muchos casos la ansiedad, los nervios y miedos pueden llegar a ensombrecer esta etapa tan especial. Produciendo taquicardias, aumento de la presión arterial, tensión muscular y otras anomalías que pueden entorpecer el parto.

Cuando tienes miedo se provoca un estado de alerta en el cuerpo y hace que pongas en tensión los músculos. Esto provoca dolor, a más miedo, más tensión y más dolor. Si no rompes esa espiral es muy probable que acabes perdiendo el control.

La manera más adecuada de enfrentar la ansiedad por el parto, es conocer bien su mecánica, las fases, que sensaciones se pueden tener, cómo respirar, cómo relajarse y cómo concentrase. Por esto, es muy importante acudir a la clases de preparación al parto, donde además de recibir información y charlas reforzadas con medios audiovisuales, podrás compartir en primera persona tus miedos con otras mujeres que están viviendo la misma etapa que tú.

Para controlar la tensión y el dolor se usan técnicas de relajación, respiración y ejercicios. Debes aprenderlas y practicarlas con frecuencia para adquirir la destreza y dominio de las mismas. Por supuesto, cada mujer es diferente y en muchas ocasiones estas técnicas no serán suficientes para controlar el dolor  de las contracciones, y, en esos casos, podrá recurrir a la analgesia o anestesia epidural.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

cordon enrollado

Que el cordón umbilical se enrede es algo que pasa frecuentemente y en la mayor parte de los casos, no supone ningún peligro.

A lo largo del embarazo el cordón puede enredarse en diferentes partes del cuerpo del bebé, el cuello, la pierna, etc. Esto no significa que el parto tenga que ser por cesárea. El parto, en general, suele ser vaginal.

En la mayor parte de los casos, el cordón umbilical se encuentra muy flojo cuando está enredado en el cuello, así que el médico para desenredarlo pone el dedo entre el cuello y el cordón nada más salir la cabeza del bebé.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

cuando ir hospital

Un mes o incluso dos antes de la fecha estimada para el parto, debes preguntarle al médico o matrona, qué debes hacer cuando sientas los primeros síntomas del parto. Infórmate bien sobre cuándo es el momento indicado para ir al hospital, lo que tienes que llevar (documento de identidad, cartilla del embarazo, tarjeta sanitaria, lo que necesitas para ti y el bebé) y lo qué tienes que hacer en ese momento. Apunta esta información para cuando la necesites.

La mayoría de los médicos y matronas aconsejan a las madres primerizas que acudan al hospital cuando empiecen a sentir las contracciones cada 5 minutos (utilizando un reloj) por un período de 30 minutos. Debes contar las contracciones desde el momento que sientas la primera contracción hasta cuando sientas la segunda. Si las contracciones son cada vez más fuertes y el tiempo que transcurre entre una y la otra se reduce, es la hora de ir al hospital.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

silla parto vertical

La silla para parto vertical (Relaxbirth) de origen finlandés que ya se ha empezado a usar en España.

La impulsadora de esta silla es la matrona Marketta Pessinen.

Lleva varios años usándose en Finlandia y probándose en Canadá y Estados Unidos.

Algunos hospitales privados ya la usan, para dar la posibilidad a la embarazada de tener un parto vertical.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

parto monitorizacion

Monitorización fetal electrónica

Durante el parto el útero se contrae quedando reducido el flujo de sangre que pasa a través de la placenta. Por lo general, los bebés no tienen problemas ante esto, pero cuando se da el caso de que el bebé sufre alguna alteración o se pone en peligro, existen cambios en su frecuencia cardiaca.

La monitorización fetal electrónica es usada para registrar la frecuencia cardiaca del bebé durante todo el parto. En caso de que la madre tenga problemas que puedan poner el peligro al bebé, también se monitorizará al feto antes de iniciar el parto.

Compártelo con tus amigos

Volver