Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

semanas meses embarazo

¿Cómo calculan los médicos el tiempo de embarazo y la fecha probable de parto?

Aquí te lo contamos y damos un repaso de los síntomas más destacados en cada mes de gestación. 🤰

Algunos calendarios del embarazo comienzan en la fecundación, mientras que otros comienzan dos semanas antes. Algunos calendarios llegan hasta las 40 semanas, mientras que otros van hasta la 42. La Guía de embarazo que utilizan la mayoría de los médicos, comienza el primer día del ciclo menstrual, que suele ser de unas dos semanas antes de la fecha real de concepción.

Incluso si tienes un período irregular, averiguar la fecha exacta y, a su vez, la fecha de parto es importante por una serie de razones. Primero, es importante saber cuándo nacerá el bebé. Y el tiempo de gestación ayudará a informar al obstetra si el embarazo es saludable y si el bebé está creciendo normalmente.

Cálculo

En general, se considera que un embarazo necesita nueve meses para desarrollarse por completo. Pero dado que muy pocas mujeres llegan a conocer con precisión el momento exacto de la concepción, la duración del embarazo se calcula desde el primer día de la última menstruación hasta el día 280. La fecha de parto puede ser varias semanas antes o después del día 280, lo que es normal. Los médicos dicen que un embarazo saludable puede durar entre 260 y 290 días. Entonces, para encontrar la respuesta a la pregunta "¿De cuántas semanas estoy embarazada?" Es suficiente saber el día en que comenzó tu última menstruación y luego contar los días hasta ahora.

Trimestres

En el embarazo, los trimestres difieren en tiempo. Las primeras 12 semanas desde la concepción constituyen el primer trimestre, el segundo trimestre finaliza en la semana 28 y el tercero incluye el resto del embarazo.

Mes a mes

Primer mes de embarazo: en el primer mes de embarazo, es posible que no sienta ni se vea embarazada en absoluto. Sin embargo, las hormonas en exceso del embarazo (gonadotropina coriónica humana, progesterona, estrógeno y otras) comienzan a actuar y favorecen los cambios repentinos del estado de ánimo, disminución de la libido, aumento del apetito, intenso sentido del olfato y aversión a algunos olores y sabores. Al final del primer mes de embarazo, que es seis semanas después de la última menstruación, lo más probable es que sienta los senos doloridos e hinchados, con venas dilatadas y hormigueo en los pezones. También es normal la aparición de náuseas. Puede ocurrir un ligero sangrado durante la implantación del óvulo fertilizado en el útero.

Segundo mes de embarazo (semana 5 a 8): las náuseas matutinas, que pueden ocurrir en cualquier momento del día, empeoran por la mañana a medida que aumentan las hormonas del embarazo. El aumento de la salivación, la sed, la micción frecuente, la hinchazón abdominal, el estreñimiento, la picazón en la piel y los trastornos del sueño a veces asociados con mareos y fatiga pueden ser frustrantes, pero todos son signos de un embarazo saludable. Su vulva y vagina pueden volverse de color rojo intenso, incluso púrpura y el volumen de secreciones vaginales aumenta.

Tercer mes de embarazo (semana 9 a 12): Para el tercer mes de embarazo, tu cuerpo se habrá ajustado a las hormonas y es posible que los síntomas comiencen a mejorar.

Cuarto mes de embarazo (13 a 19 semanas): en el cuarto mes comenzarás a recuperar tu antigua vitalidad y energía. Este es uno de los momentos más tranquilos en el embarazo, ya que tu cuerpo se ha adaptado a las hormonas del embarazo en crecimiento y los cambios de humor se han normalizado. Comenzará a notarse el embarazo y es posible que sientas como se mueve el bebé por primera vez. Si deseas conocer el sexo de el bebé, probablemente puedas averiguarlo este mes a través de un ultrasonido.

Quinto mes de embarazo (semana 17 a 20): espera muchas patadas en el quinto mes: los brazos y las piernas del bebé pueden llegar a las paredes del útero. A medida que el bebé gana fuerza, también lo hacen sus patadas y manotazos, que pueden sentirse como golpes agudos. A partir del quinto mes de embarazo, el bebé comienza a aumentar de peso debido a los depósitos de grasa. Su cuerpo se está preparando para el proceso de parto, y la grasa es necesaria para la protección. Y tu cuerpo comienza a prepararse para amamantar con la secreción de calostro. El calostro, a veces llamado "primera leche" es una secreción mamaria normal, y será más abundante en los próximos meses.

Sexto mes de embarazo (de la semana 21 a la semana 25): los movimientos del bebé serán una presencia constante, y es posible que te despierten por la noche. Su peso va aumentando poco a poco cada semana. El tamaño del útero puede ejercer presión sobre tus costillas inferiores y causarte dolor. Es por eso que se recomienda dormir del lado izquierdo, lo que facilita el flujo sanguíneo y ayuda a que el bebé obtenga suficiente oxígeno. A medida que el bebé crece, es posible que los músculos abdominales centrales se estiren, lo que puede parecer "desgarrante" o "cortante". Si bien es incómodo, no entres en pánico, volverán a su posición original después del nacimiento.

Séptimo mes de embarazo (semana 26 a semana 30): es posible que tengas la cara más redondeada e hinchada a medida que aumentas de peso. También puede ser que sientas más dolor en la parte inferior del abdomen, ya que los ligamentos que sostienen el útero se estiran más. Cualquier problema digestivo como estreñimiento, flatulencia o hinchazón probablemente continuará. Llevas mucha más sangre, aproximadamente un 45% más, por lo que tu corazón tiene que trabajar mucho más.

Ocho meses de embarazo (semana 31 a semana 35): Es posible que las contracciones de Braxton-Hicks aumenten este mes, a medida que el cuerpo se prepara para el parto. Y es posible que descubras que estás visitando el inodoro cada 30 segundos debido a que el útero presiona tu vejiga. Sigue practicando los ejercicios de Kegel este mes; te ayudarán con el control de la vejiga y la recuperación post-parto. Este también es un buen mes para preparar todo lo relativo al parto y llegada del bebé.

Noveno mes de embarazo (semana 36 a semana 40): este mes visitarás al obstetra o matrona todas las semanas para examinar la posición del bebé.

Ahora que sabes qué esperar durante los nueve meses de embarazo, ¿por qué no comienzas por cuidarte? Tu salud mental y física es clave para un embarazo sano. Tener una buena alimentación y hacer ejercicio, aunque con modificaciones según la etapa del embarazo, te ayudará a tener una gestación saludable para ti y el bebé.

Volver