Segundo mes de embarazo

El segundo mes de embarazo abarca desde la semana 5 hasta la 8.

Dos meses de embarazo, ¡ya! ¡Estás embarazada de dos meses y nadie más puede verlo! Si es tu primer embarazo, tendrás que esperar varias semanas más antes de que alguien note tu pequeña barriga.

¿Qué esperar del segundo mes de embarazo?

Náuseas matutinas, cansancio... La hormona hGC (hormona gonadotropina coriónica), cuya presencia en la sangre ha permitido diagnosticar el embarazo, ha alcanzado un nivel máximo en tu cuerpo y está provocando estos pequeños malestares del embarazo. Ten paciencia, pronto desaparecerán. Aunque las náuseas son terribles, ¡tu bebé está bien!

Y no te preocupes si, al subirte a la báscula, notas que has perdido peso. Esto es bastante común al principio del embarazo, especialmente si las náuseas te impiden comer. Pronto, el contador comenzará a subir de nuevo, alrededor de 1 kg por mes. 

Para combatir las náuseas matinales prueba a desayunar en la cama y masticar una galleta o pan lentamente.

Consume mucha fruta y verdura si tiene problemas de estreñimiento.

Aunque aún no puedes notarlo, el bebé ya se mueve ligeramente. Y el útero empieza a crecer, presionando ligeramente la vejiga, así, que probablemente tengas que orinar con más frecuencia.

Si filtran más sangre, los riñones también eliminan más orina, ¡de ahí la necesidad frecuente de orinar! Otra consecuencia: piernas pesadas, ¡sobre todo al final del día! La circulación venosa es deficiente, especialmente si ya tienes las venas débiles o si es tu segundo o tercer embarazo. A veces esta sensación de pesadez de piernas va acompañada de calambres. Habla con tu médico o matrona.

A veces una pequeña insuficiencia ovárica para producir progesterona, hace que la mujer tenga ligeras hemorragias, que coincide con las fechas menstruales. Estas suelen desaparecer a partir del primer trimestre y son inofensivas, pero también pueden ser un aviso de riesgo de aborto. Consultar con el médico.

Desarrollo del bebé

En este periodo se forma la columna vertebral del bebé. El tronco y la cabeza se configuran por separado, y el cerebro se divide en dos lóbulos.

El corazón de tu hijo empezará a latir a los 21 días de la fecundación, y sobre la séptima semana de embarazo, las pequeñas yemas de los laterales del tronco, se convertirán en brazos y piernas en miniatura. La cabeza irá adquiriendo forma humana, distinguiéndose la boca y las mandíbulas. Al mismo tiempo aparecerán los ojos y los oídos. En la octava semana de embarazo, la médula espinal y el cerebro, estarán casi formados. Al igual que los principales órganos del embrión, a los que sólo les quedará desarrollarse por completo.

Al finalizar el segundo mes de embarazo, el embrión medirá aproximadamente 1,4 cm y su peso será de un gramo. Su tamaño es un millón de veces más grande que el del óvulo fecundado.

Niña o niño, ¡cuestión de cromosomas!

Obviamente, el sexo de tu futuro bebé aún no es visible, pero ya está determinado genéticamente. Una niña nace de la fusión entre un óvulo y un espermatozoide portador de un cromosoma X. El niño nace de la fusión de un óvulo y un espermatozoide portador de un cromosoma Y. Por tanto, es el cromosoma sexual del esperma (X o Y) el que determina el sexo del niño. 

Control médico

A estas alturas ya deberías de haber visitado a tu ginecólogo, en la primera visita realizará una exploración ginecológica (cuello uterino, matriz, ovarios, mamas, muestra de flujo vaginal) y elaborará tu historial clínico (hábitos, alergias, enfermedades, cirugías, otros embarazos, historial médico de tu familia y de la de tu pareja, abortos, RH, último periodo, peso, talla, tensión, etc.). También solicitará análisis de sangre y orina.

Se realizará también la primera ecografía para confirmar la gestación y determinar la edad gestacional y la fecha probable del parto, descartar gestaciones fuera del útero (embarazos ectópicos), determinar la presencia de gestaciones gemelares o múltiples y diagnosticar patologías de los ovarios u otras estructuras pélvicas que puedan afectar a la evolución del embarazo.

Hasta la semana 13 de gestación la ecografía se realizará por vía transvaginal. Es indolora y no presenta riesgos. Una vez elaborado el historial médico de tu embarazo el médico te comentará las pautas más importantes para tu cuidado y el del bebé en éste periodo: dieta, ejercicio compatible con la gestación y estilo de vida en general. Si tienes dudas o temores, consulta con tu médico. Pruebas que se suelen realizar en el primer trimestre:

  • Análisis de sangre y orina.
  • Control de peso (todos los meses).
  • Exploración y Tensión.
  • Screening bioquímico: entre las semanas 9 y 11, para detectar malformaciones
  • Ecografía de translucencia nucal: entre las semanas 10 y 14.

🔆 Tercer mes de embarazo

También te puede interesar leer: 

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Compártelo con tus amigos