Información relacionada con la salud durante el embarazo, para que las futuras madres sepan como cuidarse mientras dure la gestación.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

prevenir-acidez

Aparecen en el 70 % de las embarazadas y se producen por la disminución del tono del esfínter esofágico y por el aumento de presión debido al crecimiento del útero.

Puedes aliviar estos síntomas con las siguientes recomen­daciones:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

nauseas-vomitos-embarazo

Son los síntomas más fre­cuentes durante el primer trimestre del embarazo.

Las nauseas afectan al 70-85 % de las embarazadas y los vómi­tos al 50 %. Suelen aparecer con más frecuencia por la mañana.

Las náuseas y vómitos suelen desaparecer a partir de las 20 se­manas de gestación y se asocian a un menor riesgo de abortos.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

cambios psicologicos embarazo

Los cambios hormonales y el crecimiento del tamaño del útero van a ser los responsables de la mayoría de los síntomas que acompañan a la gestación. 

A principio del embarazo es normal que experimentes cambios frecuentes en tus sentimientos y en tu estado de ánimo, es una reacción frecuente debida a las transformaciones que van a pro­ducirse en tu vida con el nacimiento de tu nuevo hijo/a.

Puedes sentirte irritada y sufrir cambios frecuentes de humor, además pueden aparecer temores respecto al nuevo hijo/a.

No todas las mujeres se sienten de la misma forma, depende de su carácter, de las circunstancias que le rodean y del apoyo que disponga en cada momento.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

cambios cuerpo embarazo

Los cambios hormonales y el crecimiento del tamaño del útero van a ser los responsables de la mayoría de los síntomas que acompañan a la gestación.

Cambios en el útero

Durante la gestación el útero experimenta una serie de cambios para cumplir dos funciones principales:

  • Albergar al feto, la placenta y la bolsa de líquido am­niótico.
  • Convertirse en un potente órgano que se contrae y que es capaz de generar la fuerza necesaria para lograr la expul­sión de su hijo/a en el momento del parto.

El crecimiento del útero se debe a la estimulación hormonal (es­trógenos y progesterona), y a la distensión mecánica al adap­tarse al crecimiento progresivo del feto, la placenta y bolsa de líquido amniótico.

El útero es el lugar donde se va a desarrollar tu hijo/a, pesa en condiciones normales aproximadamente 100 gramos y tiene una capacidad de 10 ml, a los 9 meses puede llegar a pesar 1.000 gramos y tiene una capacidad de 5.000 ml.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

pliegue-nucal

Tiene como objetivo identificar fetos con una mayor probabilidad de tener la alteración cromosómica más frecuente: el Síndrome de Down.

Consta de dos partes: un análisis de sangre a la madre, y la medición del pliegue nucal del embrión en la ecografía del primer trimestre de embarazo.

¿Qué mide el análisis de sangre de la madre?

Mide la concentración de dos sustancias: una proteína específica del embarazo llamada PAPP-A, y una hormona del embarazo llamada β- HCG.

¿Qué es el pliegue nucal?

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

cultivo-vaginal

Entre las semanas 36-38 de embarazo la matrona te tomará una muestra va­ginal y rectal para la detección del estreptococo agalactiae. Esta prueba se realiza para garantizar la salud de la madre y del bebé en el momento del parto.

Con esta muestra se puede saber si la futura mamá tiene infección de estreptococos del grupo B. Estas bacterias podrían ser perjudiciales para el bebé cuando pase por el canal del parto.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

amniocentesis-

En tu primera visita al ginecólogo te ofrecerá hacer una analítica donde se realiza un cribado del síndrome de Down y defectos de tubo neural, si tienes más de 35 años te ofrecerán la posibi­lidad de realizar una amniocentesis entre la 15 y 18 semanas de embarazo o biopsia corial entre las 10 y 14 semanas, para ver si tu bebé presenta algún problema.

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado

embarazo ecos ultrasonidos

La ecografía es una técnica que permite la visualización del feto y su entorno (placenta, líquido amniótico, etc.), y puede ser practicada por vía vaginal y/o abdominal, según época de la gestación u otras condiciones. Las ecografías no producen ningún daño al embrión o al feto.

En un embarazo normal, o de bajo riesgo, se suelen hacer tres ecografías:

• la primera ecografía entre la 11 y 14 semana de embarazo, con el objetivo de ver si hay uno o más embriones y si están vivos, confirmar el tiempo aproximado de embarazo, y medir la transluscencia nucal (también llamada pliegue nucal o edema nucal), que es un acúmulo de líquido en la zona de la nuca del embrión y que si está muy aumentada puede ser indicativa de alteraciones embrionarias, muchas veces cromosómicas.

• La segunda ecografía alrededor de la 20-22 semana de embarazo, cuyo principal objetivo es detectar anomalías morfológicas físicas en el feto.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

primeros-sintomas-embarazo

Se trata de síntomas subjetivos que puedes percibir y hacerte sos­pechar que estás embarazada:

Nauseas y vómitos sobre todo matutinos: Suelen aparecer a las 6 semanas después de la falta de menstruación y desaparecen a las 12 - 14 semanas de em­barazo. (A veces dura más tiempo)

Trastornos urinarios: Durante el primer trimestre puedes tener la necesidad de orinar con más frecuencia, se debe al agrandamiento del útero que hace presión sobre la vejiga.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

medico gestacion

Durante tu embarazo, el médico o la matrona, te van a proponer realizar una serie de visitas y análisis con el objetivo de vigilar tu salud y la de tu hijo/a.

Primera visita: en ella se te realizará una serie de preguntas para conocer tus antecedentes, posibles enfermedades padecidas, alergias, operaciones previas, tanto de tuyas como de tus familiares más próximos. Se controlará tu peso y tu tensión arterial, y si es necesario se realizará una exploración ginecológica y una citología. Con ello se intenta detectar situaciones de riesgo para tu embarazo. Se solicitarán unos análisis de sangre y orina, una ecografía, y se harán unas recomendaciones generales sobre alimentación, tipo de vida, actividad física, trabajo, etc.

¿Qué se busca en esos análisis?: ver si hay anemia, tu grupo sanguíneo y Rh, alteraciones de la glucosa en la sangre, la presencia o no de anticuerpos para infecciones como la rubéola, sífilis, toxoplasmosis, hepatitis, y se solicitará la realización de la prueba de detección de anticuerpos frente al virus del SIDA. En la orina se buscarán posibles infecciones u otras alteraciones. No obstante, serán tu médico o matrona los que determinen si para tu caso particular es necesario algún otro análisis.

Volver