Información relacionada con la salud durante el embarazo, para que las futuras madres sepan como cuidarse mientras dure la gestación.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Cuando la cantidad del líquido amniótico aumenta se denomina polihidramnios. Esto puede ser un síntoma de alguna enfermedad o complicación en la gestación. 

polihidramnios

El líquido amniótico rodea y protege al bebé durante todo el embarazo y contribuye a su desarrollo. Durante las 12 primeras semanas el líquido estará compuesto de agua principalmente. Después será la orina fetal su principal componente.

Desde los primeros días de gestación, el líquido amniótico aumenta hasta la semana 32. En ese momento se queda estabilizado en unos 800 mililitros, y es partir de la semana 37 a 40 cuando empieza a disminuir de forma natural.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

El líquido amniótico rodea y protege al bebé durante todo el embarazo y contribuye a su desarrollo.

Desde los primeros días de gestación, el líquido amniótico aumenta hasta la semana 32. En ese momento se queda estabilizado en unos 800 mililitros, y es partir de la semana 37 a 40 cuando empieza a disminuir de forma natural. Cuando la cantidad de líquido amniótico es insuficiente para la edad gestacional, se le llama oligohidramnios.

Pérdida de líquido amniótico durante el embarazo

Durante el embarazo, la pérdida de líquido amniótico puede ser ocasionada por:

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Circulación

El volumen total de la sangre circulante aumenta mucho durante las primeras 34 semanas de embarazo (incremento del 38%) y luego declina muy poco hasta el término. El volumen de los glóbulos rojos aumenta progresivamente hasta el término del embarazo, en el que alcanza un incremento del 18%.

respiracion-circulacion-embarazo

El tamaño del corazón aumenta de 671 ml. en la semana 14 de embarazo, hasta 746 ml. en la semana 36.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Durante el embarazo, muchas mujeres padecen dolor en la zona lumbar o ciática. También es frecuente que el dolor aparezca después del parto.

Postura en el embarazo

Las causas son varias:

  • El aumento del peso y volumen del útero.
  • La musculatura de la espalda se sobrecarga y se contractura.
  • Falta de potencia de glúteos
  • Relajación de los músculos abdominales
  • El sedentarismo

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

gestacion ejercicio

El ejercicio moderado puede fortalecer los músculos que usarás en el parto, como los del abdomen, la pelvis y la parte baja de la espalda.

Además, el ejercicio puede mejorar tu postura, aliviar molestias en la espalda y calambres en las piernas, te ayuda a prepararte para el parto, oxigena tu sangre y la del bebé y mejora tu condición física.

Si tu embarazo se desarrolla normalmente, puedes continuar practicando los mismos deportes o ejercicios que hacías antes de quedar embarazada. Sin embargo, tendrás que hacer ejercicios a un paso más lento a medida que tu embarazo progresa y de sentir algún dolor, náuseas, o mareo, deja de hacerlos inmediatamente.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

embarazo cuidado pecho

Durante el embarazo los tejidos del pecho, suelen perder elasticidad y uniformidad. Para conseguir que tu pecho se mantenga firme y luminoso sigue estos consejos.

Si quieres saber que cambios se producen en las mamas durante la gestación puedes leerlo aquí: El Pecho durante el Embarazo - Cambios y Cuidados

Recomendaciones para el cuidado del pecho durante la gestación y después del parto:

Cuello y escote

Limpia el escote por la mañana y por la noche con una buena leche limpiadora y un tónico sin alcohol.

Utiliza una exfoliante una vez a la semana, así eliminarás las células muertas e impurezas.

Volver